Escucha esta nota aquí

Niña rescatada en Australia.
Getty Images
Cleo junto a su madre después de ser rescatada.

Un hombre ha sido acusado por las autoridades australianas de secuestrar a Cleo Smith, la niña de cuatro años que fue rescatada este miércoles después de estar 18 días desaparecida.

Terrence Darrel Kelly, de 36 años, fue presentado en un tribunal de la ciudad de Carnarvon donde fue acusado del delito de llevarse por la fuerza o de manera fraudulenta a alguien menor de 16 años.

Smith había desaparecido del lugar donde acampaba junto a su familia el pasado 16 de octubre, lo que había originado una gran campaña de búsqueda.

Y la policía la halló encerrada en una vivienda en la localidad de Carnarvon, ubicada a unos 100 del lugar donde desapareció la pequeña.

La menor ya se reencontró con sus padres, quienes habían liderado la intensa búsqueda. "Nuestra familia está completa de nuevo", dijo su madre, Ellie Smith, en su cuenta de Instagram.

Las autoridades también anotaron que el sospechoso no tiene conexiones con la familia Smith.

Kelly, quien según la policía fue llevado al hospital con lesiones autoinfligidas antes de ser llevado a la corte, no solicitó fianza y no se le pidió que se declarara culpable o inocente de la acusación en el Tribunal de Magistrados de Carnarvon.

Ellie Smith y su pareja Jake Gliddon
WA Police
La familia de Cleo rogó por su regreso desde la desaparición de la pequeña.

De acuerdo con los medios locales, Kelly permanecerá bajo custodia hasta el próximo 6 de diciembre.

También se reportó que el sospechoso habría actuado solo. De hecho, las autoridades habían señalado que el secuestro no fue planeado y fue "un acto de oportunismo" por parte del hombre.

Los vecinos de Kelly expresaron su sorpresa cuando se dieron a conocer las noticias de su posible autoría en el secuestro, señalando que aunque él era un hombre "muy tranquilo y reservado", era conocido por todos en el lugar donde residía.

El canal de noticias ABC informó que el sospechoso había sido visto en el vecindario comprando pañales.

Una aguja en el pajar

Cuando comenzó la búsqueda de Smith, las autoridades habían señalado que la tarea de hallar a Smith sería como buscar "una aguja en un pajar", debido a las enormes distancias que habría que cubrir.

Al final la menor fue hallada en una casa ubicada a unos 100 kilómetros del campamento donde fue había sido vista por última vez, pero que estaba a unos pocos kilómetros donde ella vivía con su familia.

Los oficiales de policía encontraron a la niña en una casa que estaba cerrada con llave. Al llegar la vieron que estaba con unos juguetes y les dijo a los uniformados apenas la vieron "Hola, mi nombre es Cleo".

Mapa
BBC

La búsqueda había despertado una enorme solidaridad entre las personas que residen en las zonas cercanas y en las autoridades de la región.

De hecho, cuando fue rescatada se pudo a ver a varios de los policías que participaron en la operación "llorando de alivio", de acuerdo con los medios de la región.

Uno de los comandantes de la operación el sargento Cameron Blaine, quien visitó a la familia después de que Cleo fuera dada de alta tras una revisión en el hospital, agregó que estaba "sorprendido de que ella pareciera estar tan bien adaptada y feliz" después de su terrible experiencia.

"Fue realmente reconfortante verla interactuar y jugar en el patio trasero y ser ella misma y estar con sus padres", dijo.

Según la agencia de noticias Reuters, ahora se traerán especialistas para entrevistar a Cleo, mientras que sus padres han recibido ayuda sicológica para superar los efectos de este incidente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rm8ulgsEaPk

Comentarios