La justicia argentina arrestó a 20 personas, incluyendo al líder del grupo, un contador de 84 años quien habría obtenido millones de dólares extorsionando y prostituyendo a sus "alumnos".

18 de agosto de 2022, 14:55 PM
18 de agosto de 2022, 14:55 PM
Materiales con contenido sexual hallado durante los allanamientos
PFA
La justicia acusa a la escuela de haber prostituido a algunas de sus alumnas.

A los vecinos del barrio residencial de Villa Crespo, en el norte de la capital argentina, no les llamaba mucho la atención el edificio de diez pisos donde, desde hace unos 30 años, estaba basada la Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA).

Muchos creían que era simplemente una organización "New Age" que prometía curar espiritualmente a las personas.

Pero, según la justicia argentina, lo que operaba realmente en ese edificio era un peligroso esquema piramidal que, tras la fachada de ser un grupo espiritual, atraía a "alumnos" -incluso varios residentes en Estados Unidos- para explotarlos económicamente y, en el caso de algunas mujeres, prostituirlas, para obtener dinero y favores.

El pasado 12 de agosto, efectivos del Departamento de Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal allanaron el edificio y unos 50 lugares más en busca de una veintena de personas acusadas de encabezar la organización delictiva.

20 fueron arrestados y se ordenó la captura internacional de otros cuatro sospechosos, quienes -se cree- estarían en Estados Unidos.

El juez federal Ariel Lijo, a cargo del caso, conocido como "Secta S.A." acusó a los detenidos de presunta responsabilidad en los delitos de trata de personas con fines de reducción a la servidumbre, agravado por coerción, hurto agravado, lavado de activos, asociación ilícita, ejercicio ilegal de la medicina, expendio irregular de medicamentos y tráfico de influencias.

Uno de los arrestados fue Juan Percowicz, un contador de 84 años que es considerado el líder del grupo.

Percowicz ya había sido imputado por los mismos delitos en 1993, pero la causa no avanzó (algo que uno de los denunciantes del caso atribuyó a las conexiones del líder con personas de poder).

Imagen de Juan Percowicz tomada por la Policía Federal
PFA
El presunto líder del grupo es un contador de 84 años quien ya había sido acusado de los mismos delitos hace casi tres décadas.

Además de detener a los acusados, las autoridades embargaron 37 propiedades, 13 autos y más de un millón de dólares, y congelaron los bienes del grupo.

Cómo funcionaba

Según los investigadores, la Escuela de Yoga es parte de una organización mayor, BA Group, basada en Buenos Aires, pero que también ha reclutado a alumnos en tres ciudades de EE.UU.: Nueva York, Las Vegas y Chicago.

La causa enumera "179 alumnos, repartidos entre sus diversas sedes".

La escuela de yoga afirma ser una organización espiritual que ayuda a sanar adicciones y curar enfermedades, entre ellas el VIH.

Percowicz es su líder espiritual. Sus alumnos lo llaman "El maestro" o "Ángel", y él ocupa el rango más alto de la pirámide: el séptimo.

Por debajo de él hay toda una jerarquía de poder. Están los "apóstoles", en el nivel 6, y debajo de ellos los "Genios". Los "Alumnos" forman el nivel 4. En el 3,2 y 1 hay lo que llamaban "Humanos comunes".

Cómo se financia

Los investigadores creen que detrás de este esquema piramidal lo que hay es una organización delictiva que lucra a costa de sus seguidores.

La EYBA habría obtenido millones de dólares a través de diversas vías:

"Geishado VIP":

Se cree que así llaman a una de sus principales fuentes de financiamiento, que, según las autoridades, consistía en explotar sexualmente a algunas de sus "alumnas".

Según la investigación, se las enviaba "a mantener encuentros sexuales con personas de elevado poder económico para obtener dinero, protección y/o influencias".

El objetivo era captar a empresarios o personas de poder para "obtener grandes sumas de dinero para la organización".

Parte del dinero y los bienes incautados durante los allanamientos.
PFA
Parte del dinero y los bienes incautados durante los allanamientos.

Salud:

La EYBA también operaba una clínica donde prometía la "sanación" de enfermedades, suministrando psicofármacos para curar adicciones.

Muchos pacientes eran captados en EE.UU. y enviados a Buenos Aires para recibir tratamiento

"Sobre ceremonial":

Así llamaban al pago mensual de US$200 que debían hacer los "alumnos" para ser parte de la organización.

Las autoridades creen que a algunos se les cobrara sumas muy superiores, de hasta US$10.000

Propiedades:

Una vez captados, a los "alumnos" se les expropiaban sus bienes, poniéndolos a nombre de la organización. En los allanamientos se encontraron 186 títulos de propiedad

Según la agencia de noticias oficial Télam, los detenidos se negaron a declarar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.