Escucha esta nota aquí

El presidente chino, Xi Jinping, en la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.
Reuters
El presidente chino, Xi Jinping, en la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

Renovar la imagen del país y "ampliar su círculo de amigos". Estos son dos de los objetivos del presidente de China para los próximos meses.

Según la agencia de noticias estatal Xinhua, Xi Jinping le habría dicho hace unos días a altos cargos del Partido Comunista que era importante presentar una imagen de una "digna de confianza, adorable y respetable".

Estas declaraciones marcan un posible cambio en el enfoque diplomático del gigante asiático, que según los analistas se ha vuelto cada vez más antagónico.

El llamamiento se produce en medio del deterioro de las relaciones de China con las principales potencias mundiales.

El país se ha enfrentado a crecientes críticas por la violación de los derechos humanos de la minoría musulmán de los uigures y la represión de los activistas a favor de la democracia en Hong Kong, entre otras cosas.

Por su parte, China criticó recientemente los esfuerzos de Estados Unidos para investigar más a fondo si el virus del covid-19 provenía de un laboratorio chino, al tiempo que calificó la decisión de los estadounidenses de "manipulación política y de eludir responsabilidades".

Lijian Zhao
AFP
El subdirector del Departamento de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de China sugirió que Estados Unidos trajo el coronavirus a China.

Xi dijo a los altos cargos que era importante que China contara su historia de manera positiva.

"Es necesario hacer amigos, unirse y ganar la simpatía de la mayoría de la comunidad, para expandir constantemente el círculo de amigos [en lo que se refiere a] la opinión pública internacional", afirmó Xin en unas declaraciones recogidas por Xinhua.

El líder chino dijo que el país debe ser "abierto y seguro, pero también modesto y humilde" en su comunicación con el resto del mundo.

Xi también dijo que las organizaciones de propaganda del partido deben dejar en claro que Pekín no quiere "nada más que la felicidad y el bienestar del pueblo chino".

Los dirigentes chinos esperaban que el diario China Daily "se mantuviera fiel a su deber de tender un puente entre China y el mundo para lograr una mayor comunicación", agregó.

Posters del filme Wolf Warrior 2
Getty Images
Las películas "Wolf Warrior" son muy populares en China.

Los analistas estiman que los comentarios de Xi admiten el aislamiento del país.

Xi se convirtió en presidente de China en 2012, lo que marcó el comienzo de una era de mayor agresividad y autoritarismo.

Los diplomáticos del país se han vuelto cada vez más agresivos en los últimos años, desplegando sarcasmo y duras palabras contra quienes desafían sus posiciones.

La estrategia ha sido apodada como diplomacia "Wolf Warrior" ("Guerreros lobo"), nombrada así por las películas patrióticas de gran éxito en las que las fuerzas especiales chinas de élite se enfrentan a mercenarios liderados por Estados Unidos.


Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Getty Images
China y Estados Unidos parecen cada vez más enfrentadas.

Análisis de Stephen McDonell, corresponsal de la BBC en China.

Cualquiera que siga a los diplomáticos chinos en Twitter sabrá cuán poco diplomático se ha vuelto su tono en los últimos años.

Se les ha alentado a seguir una estrategia de "guerrero lobo" ligada a mensajes de confrontación y, en ocasiones, abusivos, incluso atacando directamente a gobiernos extranjeros.

Si Xi Jinping realmente quiere que su administración sea vista como más "adorable", esto requerirá un cambio repentino de 180 grados en el enfoque.

Desde Filipinas hasta Australia y Europa, la confianza popular hacia el gobierno chino se ha venido abajo.

Y una parte de esto se atribuye a las declaraciones públicas de tono agresivo.

Es posible que ahora Xi haya sido persuadido por aquellos, incluidos cargos leales al Partido Comunista, que han estado argumentando que el enfoque, a veces desquiciado, del "guerrero lobo" en realidad ha sido contraproducente.

La declaración clave del Xi al Politburó fue posiblemente cuando dijo que la dirección del Partido necesita "controlar el tono" de sus comunicaciones con el mundo exterior.

¿Significa esto que el tono se ha descontrolado? Muchos dirían que sí.

El problema, por supuesto, es que se ha hecho tanto daño que será necesario algo más que un simple cambio de retórica para repararlo. Probablemente requeriría un cambio en las acciones.

También es posible que el discurso del secretario general Xi esté siendo malinterpretado.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4&t

Comentarios