Escucha esta nota aquí

Ibrahim Boubacar Keïta en una imagen de archivo
Reuters
Ibrahim Boubacar Keïta en una imagen de archivo del pasado junio.

El presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keïta, renunció este martes horas después de que un grupo de soldados lo detuviera junto al primer ministro y otros altos funcionarios.

Keïta y el primer ministro, Boubou Cissé, estuvieron detenidos en el campamento militar Kati, cerca de la capital, Bamako.

Antes, los soldados amotinados habían tomado el control del campamento.

Las tropas estaban molestas por el pago que reciben y por un conflicto continuo con yihadistas, además de sentir un descontento generalizado de la población con el presidente Keïta.

Poco después del motín, Keïta apareció en la televisión estatal para anunciar su dimisión y dijo que el Parlamento también será disuelto.

Militares entrando en las calles de Bamako, este martes.
EPA
Militares entrando en las calles de Bamako, este martes.

En la transmisión recalcó que no quiere que se derrame sangre por su permanencia en el poder.

El motín y los arrestos del martes han provocado la condena internacional.

¿Qué se sabe del motín?

Fue dirigido por el coronel Malick Diaw, subdirector del campo de Kati, y otro comandante, el general Sadio Camara, informa Abdoul Ba, reportero de BBC Africa en Bamako.

Map

Después de tomar el campamento, a unos 15 kilómetros de Bamako, los amotinados marcharon hacia la capital, donde fueron vitoreados por multitudes que se habían reunido para exigir la renuncia del presidente Keïta.

Por la tarde, los soldados irrumpieron en su residencia y arrestaron al presidente y a su primer ministro, que estaba allí.

El hijo del presidente, el presidente de la Asamblea Nacional, los ministros de Relaciones Exteriores y de Finanzas se encontraban entre los otros funcionarios detenidos, según reportes locales.

El número de soldados que participaron en el motín no está claro ni tampoco sus demandas. Según algunos informes locales, fue propiciado por una disputa sobre la paga del Ejército.

El campamento de Kati también fue el foco de un motín en 2012 organizado por soldados enojados por la incapacidad de sus superiores para impedir a los yihadistas y rebeldes tuareg tomar el control del norte de Mali.

Imágenes del periodista Alí Ag Mohamed mostraban humo saliendo de un edificio del Ministerio de Justicia en Bamako este martes.

https://twitter.com/ALIUF/status/1295735177164009473



Sombras de 2012

Análisis de Will Ross, editor del Servicio Mundial de la BBC en África

Lo que comenzó como un motín parece haberse transformado en un golpe de Estado. Esto será bienvenido por la gran cantidad de manifestantes que han estado en las calles durante meses pidiendo la renuncia del presidente Keïta.

Se establecerán paralelos entre estos eventos y lo que pasó en 2012, cuando el mal manejo de una rebelión por parte del gobierno condujo a otro golpe.

Los yihadistas violentos se aprovecharon de ese caos para apoderarse del norte de Mali. Y continúan causando estragos en toda la región.


¿Por qué el presidente era impopular?

Ibrahim Boubacar Keïta ganó un segundo mandato en las elecciones de 2018, pero existe un enojo generalizado por la corrupción, la mala gestión de la economía y el aumento de la inseguridad por la violencia yihadista y comunitaria.

Soldados patrullando luego de se oyeran disparos en un campamento militar en Bamako, este martes.
Getty Images
Unos soldados estuvieron patrullando las calles de Bamako luego de que se oyeran disparos.

En los últimos meses, grandes multitudes encabezadas por el imán populista Mahmoud Dicko habían pedido al presidente Keïta que dimitiera.

Según informes locales, multitudes mucho más pequeñas se reunieron en la capital el martes en apoyo de los soldados.

Reacción internacional

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, exigió la "liberación incondicional" de los líderes de Mali y el "restablecimiento inmediato del orden constitucional".

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará una reunión de emergencia el miércoles a petición de Francia y Níger, dijo un alto diplomático de la ONU a la agencia de noticias AFP.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, dijo que "condena enfáticamente" los arrestos del presidente Keïta y de su primer ministro.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Ecowas) declaró: "Este motín se produce en un momento en el que, desde hace varios meses, Ecowas ha estado tomando iniciativas y realizando esfuerzos de mediación con todas las partes malienses".

Mali, excolonia de Francia, es una base clave para las tropas del país europeo que luchan contra los insurgentes islamistas en la región del Sahel.

Francia reaccionó rápidamente ante los sucesos de este martes.

La oficina del presidente francés, Emmanuel Macron, "condenó el intento de motín en curso" y su ministro de Relaciones Exteriores, Jean Yves Le Drian, instó a los soldados a regresar a los cuarteles.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=6&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=5&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=9&t=0s