Escucha esta nota aquí

Gorras.
Getty Images
Biden tiene más fórmulas para llegar a los 270 votos electorales.

Con seis estados aún en disputa, Joe Biden está por el momento más cerca que Donald Trump de ganar las elecciones presidenciales.

El exvicepresidente de Barack Obama suma 253 de los 270 votos electorales (de un total de 538) necesarios para alcanzar la presidencia, mientras que Trump se mantiene en 214.

Ambos candidatos esperan ahora que se definan los estados en los que no hay una proyección clara: Arizona, Carolina del Norte, Georgia, Nevada y Pensilvania.

Los resultados de Alaska tampoco se conocen, pero está casi confirmado que sus tres votos electorales para Trump.

La campaña del presidente ya interpuso demandas en Wisconsin, Georgia y Pensilvania por diversos motivos: para frenar el conteo, hacer un recuento o para que sus observadores estén presentes.

El lento escrutinio en estos estados es causado por una mayor cantidad de voto por correo por la pandemia.

Estos votos en algunos estados sólo empezaron a contarse una vez cerradas las urnas el martes 3 de noviembre.

Joe Biden y Donald Trump
Getty Images
Tanto Biden como Trump conservan sus chances de hacerse con la presidencia.

El encargado del sistema electoral en Georgia, Gabriel Sterling, dijo este jueves que espera que "para final del día" haya ya resultados en su estado.

Del resto no se sabe cuándo habrá respuestas definitivas.

La gran incógnita es qué necesitan Biden y Trump para hacerse con la presidencia.

Lo primero que hay que entender es que las elecciones de EE.UU. son indirectas. Lo que los ciudadanos votan en realidad es la conformación del Colegio Electoral, que es el órgano encargado de elegir al presidente.

El Colegio Electoral lo conforman 538 delegados, por lo que son necesarios 270 para ganar la elección.

Cada estado tiene asignado un número de votos electorales en función de su población. Todos salvo dos (Maine y Nebraska) los distribuyen con la regla de que el "ganador se queda con todos".

Cómo puede ganar Biden

Biden tiene más fórmulas para ser presidente.

Con 253 votos electorales, el demócrata simplemente necesita mantener la ventaja que posee en Arizona y Nevada. Ambos estados juntos suman 17 votos, justo los que le faltan a Biden para los 270.

Joe Biden hablando durante la noche electoral.
Getty Images
Biden pidió paciencia y declaró que no se pueden dar resultados hasta que no se cuenten todos los votos.

Biden ha mantenido una ventaja constante en Arizona, donde quedaban más boletas enviadas por correo que contar.

El margen en Nevada era solo de unos pocos miles, pero este jueves aumentó.

En este estado y en Alaska, hasta el martes se pueden recibir votos por correo, que sólo serán contabilizados si fueron sellados el día 3 de noviembre o antes.

Si pierde Arizona o Nevada, Biden podría compensar con una victoria en Georgia, donde se va acercando poco a poco a Trump, aún en ventaja.

El demócrata se favorece de que los votos por contar se concentran en las zonas que rodean Atlanta, bastión demócrata.

Pero Biden también puede ser presidente ganando sólo un estado más: Pensilvania. De los que restan es el que reparte más votos electorales, 20.

Trump tiene ventaja pero, como en el caso de Georgia, la diferencia se va reduciendo y los votos que restan por contabilizar son en la zona de Filadelfia, que favorece al demócrata.

Biden busca volver a ganar Pensilvania como lo ha hecho con Michigan y Wisconsin. En los tres estados, tradicionalmente demócratas, se impuso Trump en 2016.

Campaña de Trump
Getty Images
La campaña de Trump logró que sus observadores estén presentes en el conteo.

Si ganara ahí, sería presidente sin importar qué sucede en el resto de estados.

Por todo ello, Biden es optimista.

"Está claro que estamos ganando suficientes estados para alcanzar los 270 votos electorales necesarios para obtener la presidencia", dijo el miércoles.

Cómo puede ganar Trump

El camino de Trump es más complejo.

Para retener la Casa Blanca, no sólo debe ganar los estados donde tiene una muy ligera ventaja, como Georgia, Pensilvania y Carolina del Norte.

Además, el republicano tiene que dar la vuelta en al menos uno de los estados antes mencionados donde Biden lleva la delantera: Nevada o Arizona.

Hombre votando con mascarilla facial.
Getty Images
Las restricciones y medidas por la pandemia de coronavirus han hecho que estas elecciones sean especialmente particular.

En Arizona, Trump se acerca a Biden, pero el demócrata tiene casi dos puntos porcentuales de ventaja, por lo que quizás en Nevada, con menos de un punto, el presidente pueda tener más posibilidades.

Los 20 votos electorales de Pensilvania, el mayor trofeo aún en juego, son clave. No está previsto que haya resultados este jueves.

Trump no puede ser presidente si pierde Pensilvania.

Por ello, la campaña del presidente celebró este jueves haber ganado una demanda judicial que permite que sus observadores estén presentes en el conteo.

Trump ya habló de fraude la noche electoral y anticipó que incluso puede elevar el caso a la Corte Suprema.

"¡Detengan el conteo!", tuiteó este jueves. Desde la madrugada del martes no aparece en público y los expertos coinciden en que es probable que conceda una eventual derrota.

Esa concesión verbal es la que tradicionalmente pone punto final a la elección de presidente de Estados Unidos.

raya separatoria
BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg