Escucha esta nota aquí

El logo de Google en un móvil
Getty Images
Google está acusada de usar su posición dominante para bloquear a la competencia.

El gobierno de Estados Unidos presentó cargos contra una de las empresas más grandes de su país (y del mundo) a la que acusa de haberse convertido ilegalmente en el "guardián" de internet.

El Departamento de Justicia informó este martes que Google enfrenta una acusación por abusar de su posición dominante para preservar un monopolio en las búsquedas y la publicidad en línea.

La demanda marca la más grande ofensiva de los últimos años de los reguladores del gobierno estadounidense contra una compañía tecnológica, un sector estratégico de la economía del país norteamericano.

Para llegar a este punto, las autoridades dicen que realizaron más de un año de investigación y meses de intenso escrutinio de reguladores, tanto en el país como en el extranjero, sobre las prácticas de las firmas tecnológicas.

La compañía consideró que se trata de "una demanda sumamente defectuosa que no ayudaría a los consumidores".

"La gente usa Google porque así lo desea, no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas", responde la empresa originaria de California.

Los fiscales generales de 48 estados y dos territorios iniciaron la investigación en contra de Google.
Getty Images
Desde 2019 los fiscales generales de 48 estados y dos territorios iniciaron una investigación en contra de Google.

Durante meses ha sostenido que el sector de internet sigue siendo intensamente competitivo y que sus prácticas son para beneficio de sus clientes.

¿Cuáles son las acusaciones?

Los cargos interpuestos ante un tribunal federal de EE.UU. fueron presentados por el Departamento de Justicia federal y otros 11 estados del país.

El argumento principal es que Google gasta miles de millones de dólares cada año para garantizar que su motor de búsqueda esté instalado como opción predeterminada en navegadores y dispositivos móviles.

Esos acuerdos, dice la denuncia, han ayudado a la firma a convertirse en un "guardián" de internet, ya sea poseyendo o controlando los canales en los que se realizan 80% de las búsquedas en línea tan solo en Estados Unidos.

"Google ha excluido así la competencia para la búsqueda en internet", dice la denuncia.

"A los competidores de los motores de búsqueda se les niega la distribución, la escala y el reconocimiento de productos vitales, lo que garantiza que no tengan una oportunidad real de desafiar a Google", añade.

El buscador de Google
Getty Images
Tal es el poder de Google que se ha convertido en un verbo, señala la denuncia.

Para las autoridades, "Google es tan dominante que 'Google' no es solo un sustantivo para identificar a la empresa y el motor de búsqueda de Google, sino también un verbo que significa buscar en internet".

En español también se ha vuelto un verbo "googlear".


De start-up innovadora a guardián monopolista: Análisis de Rory Cellan-Jones, corresponsal de tecnología

Enfrentarse a un gigante como Google será uno de los mayores casos sobre sana competencia en décadas. Pero la batalla para decidir si la empresa con sede en California abusa de su poder de mercado podría durar años.

Los reguladores europeos han ido a la cabeza a la hora de actuar contra los gigantes tecnológicos. Pero esta medida del Departamento de Justicia de EE.UU. es una señal de que en casa también el ánimo se ha vuelto en su contra.

La denuncia dice que hace dos décadas Google era una start-up innovadora, pero ahora es el guardián monopolista de internet.

La firma está acusada de utilizar tácticas anticompetitivas para excluir a sus rivales y extender ese monopolio. Google dice que la gente lo usa porque elige hacerlo en lugar de ser forzado.

Decidir quién tiene razón no será una decisión rápida.


Un momento álgido

El caso podría ser el primero de muchos en los que los reguladores intentan desafiar el dominio de las grandes empresas tecnológicas. Y llega a unas semanas antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El gobierno de Donald Trump también lo ha visto como una medida para demostrar su voluntad de desafiar la influencia del sector si gana un segundo periodo.

El logo de Google
Reuters
Google dice que la denuncia en su contra es "sumamente defectuosa" y que no beneficiará a los consumidores.

Ante este escenario, los funcionarios federales aseguraron que no habían apresurado la investigación para llegar a una denuncia antes de las elecciones del 3 de noviembre.

"Actuamos cuando los hechos y la ley lo justifican", dijo el fiscal general adjunto Jeffrey Rosen, quien aseguró que sigue en marcha la revisión de las prácticas de competencia en todo el sector tecnológico.

Google se ha enfrentado a denuncias similares en la Unión Europea. Y presentó una apelación a una multa de US$9.500 millones que exige la Comisión Europea.

Esto incluye:

  • 2017: una multa de US$2.800 millones por los resultados de compras.
  • 2018: una multa de US$5.000 millones por utilizar software de Android para promocionar injustamente sus propias aplicaciones.
  • 2019: una multa de US$1.770 millones por bloquear anuncios de motores de búsqueda rivales.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU