Escucha esta nota aquí

La nueva serie de Netflix «Nuestro planeta» ha inspirado a espectadores a explorar los impresionantes paisajes capturados. Sin embargo, un destino tiene un aspecto sorprendentemente diferente desde su brillante presentación en pantalla: entre el rodaje de la serie en el 2016 y su lanzamiento en el 2019, el bosque de Kirindy de Madagascar ha experimentado una rápida deforestación. Grandes parches de bosque mostrados en la serie han desaparecido de nuestro planeta. En la octava parte de la producción, titulada «bosques», el narrador y naturalista británico David Attenborough guía a los espectadores a través de varios ecosistemas forestales como los bosques secos caducifolios del área protegida Menabe Antimena en el oeste de Madagascar. “Teníamos equipos trabajando en toda la región de Kirindy. Las imágenes fueron capturadas donde pudimos obtener las piezas de nuestra historia, una mezcla de time lapses, comportamiento y destrucción de bosques», dijo Jeff Wilson, uno de los productores del programa. Lee más | Kathia Rivero: la bióloga boliviana que analizó las partes de jaguar confiscadas al tráfico   La serie es el resultado de una colaboración de cuatro años entre la ONG internacional de conservación WWF, Netflix y Silverback Films, con sede en el Reino Unido, donde trabaja Wilson. “A su regreso de Madagascar en el 2016, el equipo de filmación identificó en mapas satelitales proporcionados por la NASA las áreas que visitaron y en donde trabajaron, solo para descubrir que las imágenes del 2018 mostraban que el bosque al sur del lugar principal de rodaje había desaparecido»,…

Comentarios