Escucha esta nota aquí

Vladimir Putin, presidente de Rusia
Getty Images

El presidente ruso Vladimir Putin puso en alerta las fuerzas de disuasión nuclear rusas en respuesta a lo que describió como "agresión" por parte de la OTAN.

La medida -que no significa que Rusia tenga intenciones de usar estas armas- ha sido condenada ampliamente por la comunidad internacional.

Estados Unidos la calificó de "totalmente inaceptable", y el jefe de la OTAN la describió como "peligrosa" e "irresponsable".

¿Pero cómo se puede interpretar entonces esta decisión del mandatario ruso?

Intesificación de la ofensiva

Según explica Frank Gardner, corresponsal de seguridad de la BBC, es una señal tanto de la ira del presidente Putin por las sanciones de Occidente como de su persistente paranoia de que su país está bajo la amenaza de la OTAN.

Su anuncio ciertamente llamó la atención de Occidente.

Este tipo de escalada es exactamente lo que temían los encargados de diseñar los operativos militares de la OTAN y es por eso que la alianza ha anunciado repetidamente que no enviará tropas para ayudar a Ucrania a repeler a los invasores rusos.

Protesta en Washington DC
Getty Images
En varias ciudades del mundo -en la foto, Washington DC- se han llevado a cabo protestas en contra de las acciones de Putin.

Pero la ofensiva de Rusia no está dando los resultados que esperaban de acuerdo a lo planeado. En el cuarto día de la invasión, ni una sola ciudad ucraniana importante está en manos rusas y las fuerzas de Rusia parecen estar sufriendo muchas bajas.

Esto debe estar causando cierta frustración e impaciencia en Moscú. Y es difícil pensar que las conversaciones de paz propuestas en la frontera con Bielorrusia lleguen a un acuerdo que funcione tanto para Moscú como para Kiev, sostiene Gardner.

Putin quiere que Ucrania regrese completamente a su esfera de influencia, mientras el gobierno de Zelensky quiere que su país se mantenga independiente. Esto no deja mucho espacio para el compromiso.

Por lo tanto, junto con la advertencia nuclear de este domingo a Occidente para que retroceda, es probable que veamos una intensificación de la ofensiva de Rusia sobre Ucrania en los próximos días, con incluso menos consideración por las víctimas civiles de la que han mostrado hasta ahora.

Miedo y ambigüedad

En opinión de Gordon Corera, corresponsal de seguridad de la BBC, Putin ya había hecho una advertencia codificada de que estaba dispuesto a usar armas nucleares cuando comenzó su invasión de Ucrania.

Mujer en un refugio
Getty Images
Tras la invasión, muchos han buscado sitios bajo tierra para protegerse de los ataques.

La semana pasada, advirtió que "quien trate de estorbarnos" verá consecuencias "que nunca ha visto en su historia".

Estas palabras fueron ampliamente interpretadas como una señal de una amenaza sobre el uso de armas nucleares si Occidente se interponía en su camino.

El cambio -hecho de forma tan pública- al estado de alerta máxima es una forma de Moscú de enviar una advertencia. Es probable que pasar al estado de alerta facilite el lanzamiento de armas más rápidamente.

Sin embargo, eso no significa que haya una intención actual de usarlas, sostiene Corera.

Rusia tiene el mayor arsenal de armas nucleares del mundo, pero también sabe que la OTAN también tiene suficientes como para destruir a Rusia en caso de usarlas.

Pero es probable que el objetivo sea desalentar a la OTAN en torno a su apoyo a Ucrania, creando temores sobre hasta dónde está dispuesto a llegar y crear ambigüedad sobre qué tipo de apoyo a Ucrania considerará demasiado.

"Inaceptable"

Entretanto, las reacciones no se han hecho esperar.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, calificó el anuncio de Putin de "inaceptable" en una entrevista con CBS News.

Tanque en Járkiv
Getty Images
EE.UU. calificó las medidas de Putin como "inaceptables".

"Significa que el presidente Putin continúa intensificando esta guerra de una manera totalmente inaceptable y tenemos que continuar deteniendo sus acciones de la manera más enérgica posible", dijo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, señaló que, en ningún momento, Rusia ha estado bajo la amenaza de la OTAN.

Putin culpó a los líderes de la OTAN de permitir que se hicieran "declaraciones agresivas" contra Rusia. Pero Psaki dijo que esta era una respuesta familiar del presidente de Rusia.

"Le hemos visto hacer esto una y otra vez. En ningún momento Rusia ha estado bajo la amenaza de la OTAN o Rusia ha estado bajo la amenaza de Ucrania", le dijo a ABC News.

"Todo esto es un patrón del presidente Putin y vamos a hacerle frente".

"Tenemos la capacidad de defendernos, pero también debemos denunciar lo que estamos viendo aquí del presidente Putin", agregó la funcionaria.

"Catástrofe mundial"

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, aseguró que si Rusia utlizaba armas nucleares contra Ucrania, sería una "catástrofe para el mundo".

Vasylkiv, en las afueras de Kiev.
Getty Images
"Ucrania no está cayendo. Estamos sangrando, pero seguimos defendiéndonos con éxito", aseguró el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

"Pero no nos derrumbará", afirmó.

Hablando en una conferencia de prensa, Kuleba dijo: "Esta orden del presidente Putin se produjo poco después de que se hiciera el anuncio sobre dos delegaciones listas para reunirse [para entablar conversaciones]".

"Vemos este anuncio o esta orden como un intento de elevar la apuesta y ejercer presión adicional sobre la delegación ucraniana".

"Pero no cederemos a esta presión. Abordaremos estas conversaciones con un enfoque muy simple. Vamos allí para escuchar [lo que] tiene que decir Rusia y les diremos lo que pensamos de todo esto".

Y agregó: "Ucrania no está cayendo. Estamos sangrando, pero seguimos defendiéndonos con éxito".


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_g8wqDqtsSs

Comentarios