Desde la comuna se dirigirán a Trinidad para conseguir la declaratoria que viabilice la ayuda en el municipio fronterizo y pedir que se reactive la labor de funcionarios de la red de salud que está en paro por falta de salarios

9 de abril de 2021, 11:52 AM
9 de abril de 2021, 11:52 AM

En medio del vilo y el clamor por ayuda para hacer frente al Covid-19 en el municipio de Guayaramerín, la alcaldesa Helen Gorayeb señaló que una comisión de concejales se dirige a Trinidad para pedir una reunión de emergencia con las autoridades departamentales y así declarar desastre sanitario en toda la jurisdicción beniana.

En un contacto con EL DEBER, Gorayeb detalló que esta fue una condición que establece el Gobierno para canalizar de manera más fluida la ayuda (así como ocurre con los casos de desastre natural), ya que de otra manera no se podrían captar mayores recursos estatales que los comprometidos por el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas.

"Todavía hay mucha preocupación y estamos llevando una carta para que la Asamblea Legislativa Departamental pueda tomar cartas en el asunto. Hasta ahora no hemos tenido una respuesta oportuna a las solicitudes que hemos hecho", lamentó la autoridad.

A esto se suma que en el municipio de Guayaramerín no puede determinar nuevas líneas de acción debido a la carencia de información estadística que así lo permitan. ¿El motivo? Los funcionarios públicos de la red de salud que dependen de la Gobernación no han levantado esa información debido a que están en paro porque no les pagan desde hace cinco meses, según la explicación de la alcaldesa del municipio fronterizo.

Gorayeb sostuvo que el Gobierno envió 40 médicos para realizar rastrillajes y detectar posibles contagios en los hogares y hay compromiso para enviar medicamentos y también para buscar oxígeno, pero temen que esto no sea suficiente para paliar la situación que no solo se aboca al tema sanitario, sino también al económico.

Según la autoridad, los recursos percibidos por la municipalidad cayeron un 50% en lo que va del año y se ha dado prioridad al tema sanitario y al pago de salarios del personal de salud, dejando de lado otras obligaciones como el pago a proveedores de insumos para atender emergencias.

"Faltan recursos para que los proveedores nos sigan dotando de materiales. No tenemos para cancelar ni para hacer nuevas compras y eso nos ha hecho que nos declaremos en desastre por la falta de recursos", apuntó.

Entretanto, el viceministro Terrazas lamentó la compleja situación económica que arrastra el municipio fronterizo, ya que mantiene una deuda de Bs 8 millones desde la gestión pasada. Se suma la iliquidez que padece Guayaramerín debido al recorte de los recursos que percibe desde el Tesoro General de la Nación.

Terrazas apuntó que, por norma, estas deudas no pueden ser asumidas por el nivel central. "El Ministerio de Salud no puede asumir deudas de municipios", manifestó a tiempo de informar que se enviará el nuevo lote de insumos y otros.