Escucha esta nota aquí

El 1 de abril, trabajadores de salud de Guayaramerín protagonizaron una marcha de protesta, exigiendo el pago de sus salarios pendientes de cuatro meses, es decir, de diciembre a marzo. Con el fin de mediar en el asunto, la Defensoría del Pueblo gestionó una reunión con la alcaldesa de ese municipio Helen Gorayeb, para disuadir a que se haga efectiva la cancelación de sueldos y evitar que se pueda afectar la atención en salud con la persistencia de una medida de presión.

La Defensoría del Pueblo, mediante comunicado de prensa divulgado este sábado, criticó el actuar de la alcaldesa beniana, porque supuestamente se ha negado a cancelar los salarios adeudados a pesar de tener los recursos, admitiendo que lo hacía "como represalia por la protesta realizada, situación que evidencia una total vulneración a derechos laborales".

Sobre el tema, Gorayeb explicó a EL DEBER que quien debe es la Gobernación  y no el Goberno municipal. Dijo que al personal que no se les ha cancelado, es porque no han presentado sus informes hasta el momento. Además, indicó que la Alcaldía precisa recursos, por ello, es que ella se encuentra en La Paz tratando de conseguir que el Gobierno desembolse los recursos restados a la comuna. 

La autoridad además se refirió a la situación que atraviesa su municipio. “Tanto el hospital como el Centro Covid están llenos de pacientes. Los casos positivos de coronavirus están subiendo por el rastrillaje que hemos realizado durante casi tres semanas, con personeros que nos envió el Gobierno nacional”, dijo.

Gorayeb agradeció la ayuda comprometida por el Gobierno nacional. el viceministro de salud comprometió la dotación de medicamentos y oxígeno para Guayaramerín.

Comentarios