Escucha esta nota aquí

Hoy, 18 de noviembre, el departamento de Beni cumple 178 años. Es el segundo más extenso en territorio de los nueve departamentos que conforman Bolivia y que guarda la riqueza verde del país, así como un potencial que apunta a ser una llave para contribuir en la búsqueda de salir a flote por la crisis económica.

El propio presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, reconoció que una vía para superar la crisis económica es la industrialización de las actividades productivas regionales y la reactivación de la hidrovía Ichilo-Mamoré, como el camino para integrar a este departamento con el resto del país.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), actualmente el departamento beniano tiene como sus principales actividades económicas a la ganadería y la agricultura (representan el 27% de PIB), donde también resalta la pesca y la extracción de castaña y otros frutos amazónicos. El turismo también figura como una de sus actividades principales debido a su atractivo natural y diversidad étnica. 

El Producto Interno Bruto (PIB) de Beni alcanza los $us 1.140 millones, mientras el PIB per cápita llega a $us 2.403 (cifras del año 2019). La actividad que más creció en el último año fue la construcción (7,14%).

Respecto al sector productivo, Beni cuenta con 2,95 millones de cabezas de ganado bovino, 164.196 de ganado porcino y 25.662 ovinos. Mientras el agro exhibe que su principal motor es la producción de cereales (44,5%), frutas (24,8%) y oleaginosas (17,4%).

Beni también es una ventana al mundo, puesto que sus exportaciones tienen como principales mercados países como India o Emiratos Árabes Unidos. En el último año se exportaron mercancías como oro, castaña y madera por un valor cercano a $us 810 millones, de acuerdo al INE.

Aspectos sociales

Según proyecciones a 2020, el departamento tiene cerca de 480.300 habitantes (51,9% son hombres y el 48,1% son mujeres); el 74,9% vive en zonas urbanas. Mientras la población menor de 30 años representa el 62,1%. Trinidad, Riberalta, San Borja y Guayaramerín concentran al 66,9% de la población.

La esperanza de vida al nacer alcanza los 77 años para mujeres y los 71 años para los hombres. La tasa global de fecundidad llega a tres hijos (promedio) por mujer y hay 23 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

El parque automotor alcanza los 49.419 vehículos registrados, de los cuales el 84,9% son motocicletas. La mayoría de los vehículos son particulares.

Respecto a servicios básicos, el INE refleja que el número de conexiones a agua potable llegó a 8.792 y la energía eléctrica a 35.378 hogares. Mientras, se registran 351.970 líneas telefónicas móviles y 313.920 líneas de Internet.