Escucha esta nota aquí

 Édgar Chanato Arriaza y Roberto Soliz Arteaga perdieron la vida en las últimas horas, ambos tenían síntomas de coronavirus. Chanato se desempeñó como reportero y camarógrafo en Guayaramerín, mientras que Soliz trabajaba en una radio de San Ramón. Con estas dos muertes, suman tres los  trabajadores de la prensa fallecidos en Beni por causa del Covid-19.

Chanato Arriaza murió la noche del lunes en el hospital de Guayará, donde fue internado hace una semana. Sus colegas afirmaron que el hombre, de 32 años, presentó los síntomas de Covid-19 y se ordenó su internación; sin embargo, sus pulmones estaban demasiado dañados y no fue posible salvarle la vida.

Óscar Durán, ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Guayaramerín, lamentó el fallecimiento de Chanato. “Desgraciadamente, acá llegan los resultados de las pruebas cuando uno ya está muerto. Sentimos mucho la pérdida de nuestro afiliado”, afirmó. Chanato deja un hijo en la orfandad.

En ese municipio de la provincia Vaca Díez, existen nueve periodistas con síntomas de Covid-19. Ocho se encuentran aislados en sus domicilios y uno internado en un hospital. Este último, de las iniciales R.P.S., está con pronóstico reservado.

Radialista fallecido en San Ramón

En días pasados, Roberto Soliz Arteaga murió en San Ramón con los síntomas del Covid-19. El médico del Centro Integral de Salud, Sergio Velásquez, informó a EL DEBER que el paciente tenía la sintomatología de la enfermedad, pero no se le pudo realizar las pruebas por falta de reactivos.

La desgracia de la familia Soliz golpeó tanto que horas después del deceso de Roberto, murió su esposa, Valeria Mayube. Ella también tenía síntomas de coronavirus. “Se nos fue el amigo y compañero de lucha”, dijo su colega Genrry Guasebe, periodista del canal municipal de San Ramón.

La pareja deja a seis hijos huérfanos, entre ellos un varón de 18 años (el mayor) y una niña de ocho años (la menor). Todos quedaron bajo la tutela de una tía de la madre fallecida.

Además de Chanato y Soliz, la semana pasada también perdió la vida el comunicador Iver Hurtado, en la ciudad de Trinidad. Este último trabajó en varios medios de prensa de la capital beniana.