Escucha esta nota aquí

A Eduardo Villegas le falta solamente una pieza para terminar de armar el Blooming que quiere para esta temporada. Necesita un arquero más que compita por la titularidad.

Con ello estaría cerrada la fase de contrataciones, porque para el resto, Villegas  cuenta con dos jugadores por puesto. Este asunto tiene que estar solucionado hasta el próximo fin de semana para que el plantel trabaje completo, indicó el entrenador de la academia, quien se mostró conforme porque cuenta con dos equipos de similares condiciones. La tarea no será sencilla porque Villegas quiere un arquero nacional por el límite de extranjeros, y en este momento quedan pocas alternativas en el mercado boliviano.

El nombre de Rómel Quiñonez, ex Bolívar y Oriente Petrolero, sonó fuerte en el campamento celeste, pero al parecer el supuesto interés que había por este golero se ha esfumado, debido a que no estaría en la plenitud de sus condiciones físicas. 

Por otro lado, en Blooming se informó que continúa abierta la posibilidad de que el defensor José María Carrasco sea transferido a otro equipo boliviano. A inicios de año los tres clubes paceños mostraron interés por el jugador. Dos de ellos hicieron propuestas concretas, pero al final no se llegó a nada, sin embargo, se estima que aún existen posibilidades de que se concrete su transferencia.

Comentarios