Escucha esta nota aquí

Muchas historias se han escrito y vivido en torno al clásico cruceño, el partido esperado por los hinchas de Blooming y Oriente Petrolero. 

El domingo se jugará una nueva edición (191) por lo que celestes y refineros se alistan para vivir una fiesta deportiva, que trasciende  nuestras fronteras, especialmente ahora con la vigencia de las redes sociales.​

Un futbolero apasionado que desde lunes tiene la camiseta puesta es el cantante cruceño Andrés Barba, un bluminista incondicional y que por la academia cometió locuras, propio de un fans que heredó de su papá, Darwin Barba, su amor por los celestes del casco viejo.

Entre la cantidad de veces que asistió a ver un duelo entre la academia y los albiverdes, Andrés contó a Diez que jamás olvidará lo que vivió el 23 de noviembre de 2014, día en que decidió celebrar con su esposa, Rosa María Suárez, el primer año de casados en el estadio Tahuichi.

“Fue una locura, pero como mi esposa es también hincha de Blooming decidimos comprar nuestras entradas para tener una celebración diferente. Y claro que fue diferente. Lo disfrutamos como nunca”, dijo.

¿Qué pasó en esa ocasión? Oriente y Blooming se enfrentaron en el clásico número 161 de los campeonatos que controlaba la desaparecida Liga del Fútbol Profesional Boliviano. Oriente estaba en la punta del torneo Clausura y Blooming pretendía apuntalarse.

Blooming afrontó este compromiso con una racha adversa ante su tradicional rival, pues hacía más de tres años que no le ganaba. Fue la tarde en que el volante argentino Martín Minadevino se vistió de héroe porque marcó el gol de la victoria celeste a los 92 minutos. Fue el 3-2 final, un resultado que generó júbilo entre los hinchas academícos, que después de bastante tiempo lograron celebrar una victoria en el Tahuichi.

“Recuerdo que estaba sentado al lado de mi esposa en el palco y tras el gol de Minadevino me saqué la polera, cosa que jamás había hecho. Fue increíble lo que pasó en ese clásico porque Oriente ganaba al finalizar el primer tiempo con dos goles de Mojica (Gualberto). Daban ganas de salirse del estadio, pero lo lindo del fútbol es que siempre surge la esperanza de que la historia del partido puede cambiar. Eso pasó en el segundo tiempo. Joselito Vaca asumió el liderazgo del equipo y con dos goles de Pablo Salinas, que estuvo intratable ese día logramos empatar. Hasta ahí ya estábamos conformes y contentos porque al menos ya no íbamos a perder. Pero lo mejor se dio en descuentos con el tercer gol. Ahí se desató una celebración a la que nos unimos con mi esposa con quien disfrutamos de un aniversario inolvidable”, dijo Andrés, ahora papá de Julieta (5) y Benjamín (2) quienes este domingo también se vestirán de celeste.

Sobre el partido de este domingo, Barba confiesa que Oriente es el favorito porque lleva más tiempo de entrenamientos, aunque cree que Blooming, con los pocos dís de trabajo, puede sorprenderlo porque en los clásicos no importa en qué condiciones se llega al compromiso ni en qué lugar se está en la tabla de posiciones.

“El triunfo de Nacional Potosí fue importante porque se vio una buena actitud. Si bien el plantel está diezmado porque se fueron más de una decena de jugadores, los que se quedaron pueden hacerlo bien. Es el caso de Herrera y de Spenhay que lo hicieron bien ante los potosinos. La experiencia de Joselito Vaca y la dinámica que despliega Rafinha también será fundamental para ganar”, expresó.

Comentarios