Escucha esta nota aquí

El argentino Gabriel Schürrer, que el martes asumió la conducción técnica de Blooming, reconoció que durante este tiempo que no se está jugando el campeonato de la División Profesional, tratará de que su equipo juegue partidos amistosos para recuperar ritmo de competencia.

“La idea es esa, sin embargo, también dependemos de los tiempos. Veremos cuándo se define el calendario, pero lógicamente los amistosos hacen que sea lo más real a la competición y por eso es que vamos a tratar de jugar amistosos hasta cuando sepamos bien las fechas del campeonato”, dijo Schürrer.

El argentino, de 49 años, viene de dirigir en Ecuador a equipos como Cuenca, Independiente del Valle y Aucas, y sabe lo que es jugar en ciudades con altitud, aunque no tanto como en Oruro, Potosí o La Paz.

“Ustedes saben mejor que yo lo que es jugar en la altura, vengo de Quito no es la altura de La Paz, pero conozco lo que es la altura y uno trata de adaptarse a esas situaciones. Sabemos que los equipos de altura sacan diferencia y trataremos de equiparar eso sabiendo que es muy difícil, la geografía en Bolivia respecto a la altura, lo más importante es de que tratemos de competir siendo un equipo competitivo”, agrego.

Durante este tiempo que no se viene jugando el campeonato Schürrer reconoció que tratará de que el equipo celeste recupere ese ritmo que tenía cuando se paralizó el torneo Apertura debido a la pandemia de coronavirus. Recordemos que la academia cruceña está a un solo punto de los líderes The Strongest y Always Ready.

El nuevo entrenador de los celestes tratará de potenciar las virtudes que tiene el equipo para ser más competitivo para cuando se reinicie el campeonato.