Escucha esta nota aquí

“Nunca hemos socapado un acto de indisciplina y ahora no va a ser la excepción”, dijo el presidente de Blooming, Juan Jordán, respecto a la sanción que se les aplicará a los futbolistas brasileños Rafael Barros y Rafinha como consecuencia del acto de indisciplina cometido en un hotel paceño donde se hospedó la delegación académica el sábado pasado tras perder el partido contra Bolívar 2-0. Una llamada de atención por escrito, una sanción económica y un castigo deportivo confirmó para ambos jugadores.

El director técnico Eduardo Villegas tendrá a su cargo la sanción deportiva, mientras que otras medidas disciplinarias las aplicará la dirigencia.

Jordán indicó que, si bien se trata de un asunto interno, el domingo hicieron conocer el hecho a los socios del club mediante un comunicado oficial, explicando la forma en la que se procedería con los infractores. Dijo que es necesario mostrar firmeza en las decisiones porque se trata de una falta de respeto al club, al cuerpo técnico y al resto del plantel.

Comentarios