Escucha esta nota aquí

Blooming se trae de la Villa Imperial una derrota, pero se mantiene en el quinto lugar del torneo Apertura. La academia no pudo este lunes ante Nacional Potosí, que se quedó con la victoria (1-0) gracias al gol del delantero uruguayo Pablo Royón a los 56 minutos.

Para los potosinos fue un sufrido triunfo por el que tuvo que batallar hasta el final. Los tres puntos lo ayudan a ascender en la tabla de posiciones al séptimo lugar, una zona de clasificación internacional.

En la primera parte Blooming mostró una mejor actitud ofensiva. Acudió a los contragolpes como estrategia para vulnerar la defensa potosina, que no se mostró firme.

Kevin Farell fue el volante con mayor dinámica, aunque el desgaste lo hizo Richard Spenhay, gran trabajo en la recuperación de la pelota.

A Nacional le costó afianzarse en la primera parte más allá de jugar de local. Le faltó contundencia en ofensiva. Equivocó el camino porque acudió a los pelotazos para llegar al gol. El volante Enzo Pérez intentó comandar la zona ofensiva, pero al igual que sus compañeros de ataque se topó con una poblada defensa celeste, que contó con Candia, Urapuca y Montero como centrales.

A  los 27 minutos se generó la situación más clara de gol para la visita. La comandó Edward Vaca y en momentos en que Blooming empezó a controlar el juego y tuvo más espacios para desarrollar su fútbol.

Entre tanto, el cuadro potosino puso en aprietos a los celestes a los 35 minutos, cuando Candia cometió un error en la salida y dio pie para que Pablo Royón remate con potencia sobre el arco de José Peñarrieta. Pudo ser el gol de la apertura.

Después, Blooming mandó en la cancha y eso permitió que Farell se convierta en el dolor de cabeza de los defensores potosinos ya que fue el artífice de las jugadas que causaron zozobra, como la que ocurrió a los 42’ y que salvó el portero Jimmy Roca.

En el complemento, el cuadro de la banda roja aceleró. El cambio de ritmo originó que se asome con más frecuencia sobre el pórtico de Peñarrieta. A los 56’, Candia pierde en el duelo con Royón, quien le ganó en el giro y con el espacio suficiente marcó la apertura del marcador.

A partir del gol en contra, Blooming careció de lucidez y fuerza para reaccionar. Ya no fue el mismo de los últimos 20 minutos de la primera parte.

Gabriel Schürrer sumó en esta etapa a Junior Sánchez, Fernando Arismendi, Julio Herrera y José Vargas para cambiar la historia del partido, especialmente para tener mayor fortaleza de mitad de cancha para arriba.

Hubo reacción, sobre todo en los últimos minutos en el que Junior Sánchez tuvo la mejor ocasión para emptar, tras un centro de Urapuca. Nacional Potosí terminó metido en zona defensiva, un testimonio de que optó por cuidar el resultado, que quedarse con la victoria.

Comentarios