Escucha esta nota aquí

Blooming vive un momento crítico que le amarga la vida como en otros tiempos. Nada le sale bien, al contrario.

Hasta cumple una de las tantas leyes de Murphy: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Y a Blooming le va cada vez peor en esta temporada.

El martes por la noche empezó con derrota la segunda rueda, al caer en el estadio Gilberto Parada de Montero con Guabirá, por 4 a 2.

Fue la cuarta consecutiva en el último tramo del certamen de la División Profesional, que lo hunde un poco más en la tabla de posiciones del Torneo Único.

Pero no solo eso, también lo convierte en el equipo que llega al mayor número de derrotas entre aquellos que disputaron más de quinientos partidos desde que se creó la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, en 1977.

Según periodistas que llevan las estadísticas del campeonato boliviano, Blooming perdió su partido número 600 de los 1.670 encuentros que lleva diputados hasta la fecha.

El estadígrafo Esteban Quispe Perca reveló el dato del elevado número de caídas el martes, y lo confirmó su colega Alejandro Watara al ser contactado por DIEZ.

De acuerdo a una tabla general que publica otro sitio internacional de estadísticas, a Blooming le faltarían dos partidos para llegar a esa cifra.

Quispe Perca y Watara coinciden que quizá se deba a que no se tendría en cuenta un par de cotejos correspondientes a un Torneo Integrado disputado en 1979, en el que se incluyó a equipos de la Asociación Nacional de Fútbol en un triangular que formaba parte del campeonato oficial.

En ese grupo estaban Blooming, Bolívar y Ferroviario de Santa Cruz. Según datos de aquel certamen, la academia cruceña solo perdió ante Bolívar. Partidos más, partidos menos, Blooming suma un momento amargo más en su vida en el fútbol profesional.

Pero la historia de derrotas aumentó capítulos en los últimos diez años, en los que le costó armar equipos competitivos por la debacle económica en la que cayó tras la exitosa etapa de fines de 2000.

A ello hay que sumarle que, a causa de las deudas no canceladas oportunamente a jugadores, Blooming perdió puntos como castigo.

“Si algo puede ir mal, irá mal”, dice otra sentencia agorera.

Lo cierto es que Blooming anda tan de malas, que no gana partidos ni esquiva las leyes de Murphy.

Los otros grandes

Si tenemos en cuenta la tabla de Wikipedia hasta 2020, y le agregamos los 16 partidos disputados hasta ayer, Bolívar 419, The Strongest habría perdido 491, Oriente 537, Wilstermann 516 y San José 564.

Comentarios