Escucha esta nota aquí

Juan Sebastián Peña Parada y Roger Bello Parada son los candidatos que quieren la presidencia del club Blooming.

Ambos fueron habilitados por la Comisión Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol, que examinó cada una de las listas para que participen, de acuerdo a norma, en las elecciones del próximo sábado, de 8:30 a 13:30, en instalaciones de la sede celeste.

Aproximadamente 1.500 socios están habilitados para votar y el ganador reemplazará a Carlos ‘Pimpo’ Bendek, que se hizo cargo del club luego de que culminara en mayo la gestión de Juan Jordán.

Peña es un joven dirigente de 38 años. Ingeniero comercial de profesión y formó parte del directorio de Jordán en el 2017 como vocal y concluyó la gestión como vicepresidente de la comisión de marquetin. Además, es parte del directorio transitorio que lidera Bendek.

La consigna del frente que lidera Peña es recuperar la credibilidad en la administración del club celeste y encarar una etapa nueva con un trabajo responsable y comprometido. 

Sostiene que uno de los errores de la dirigencia pasada es haber aceptado una gestión muy presidencialista, pues esto permitía que las decisiones importantes las tome una sola persona y no el grupo que comanda la institución.

Su propuesta para salir de la dura crisis económica que atraviesa el club por una deuda de aproximadamente 4.2 millones de dólares es apuntar a nuevos emprendimientos que puedan llevarlos al equilibrio.

“Hay que encontrar un punto de equilibrio. El estadio y las nuevas unidades de negocio nos tienen que dar la sostenibilidad económica para ser sustentables. Por eso, el próximo año tenemos que comenzar una temporada con recursos propios. La prioridad es salvar la institución y si para conseguirlo tenemos que reducir nuestras pretensiones deportivas lo haremos. No prometemos títulos, sí sostenibilidad de un plantel que trabaje con condiciones y con salario pagado. Sin deudas se planifica mejor”, dijo Peña.

Bello, de 56 años, es arquitecto de profesión. Tiene una dilatada carrera como dirigente deportivo, que la comenzó en la academia cruceña en 1994. En el 2006 ocupó el cargo de secretario general de la desaparecida Liga del Fútbol Profesional Boliviano y desde el 2003 fue designado comisario de la Confederación Sudamericana de Fútbol, experiencia que lo llevó a trabajar muy de cerca con el desarrollo de los Mundiales Sudáfrica 2010,  Brasil 2014 y Rusia 2018.

Este experimentado dirigente propone vender parte de la sede, aproximadamente 15 mil metros cuadrados, para terminar con este duro momento económico que afronta Blooming desde hace muchos años y así contar desde el 2022 con un equipo más competitivo.

 “Tomamos la propuesta que en su momento hizo conocer Ricardo Tarabillo (ex presidente de Blooming) que consistía en vender una parte de la sede del club para pagar las deudas y apuntar a la estabilidad. Esto no incluye la construcción del estadio. La venta nos daría un respiro para pagar a muchos acreedores y conformar un gran equipo para la próxima temporada”, sostuvo Bello, quien sostiene que si es elegido presidente quiere aprovechar la experiencia y contactos que tiene a nivel internacional para sacar adelante el club celeste.

Comentarios