Escucha esta nota aquí

Por: Chino Tapia

Los jugadores de Blooming optaron por continuar con el paro de actividades iniciado antes del partido con Real Santa Cruz, porque los dirigentes no cumplen sus obligaciones económicas.

El plantel no entrenó ni concentró en la víspera del encuentro que perdió el viernes, en protesta porque el club no les paga salarios hace varios meses.

Algunos tenían la intención de seguir entrenando porque entienden que no hacerlo les provocará un perjuicio físico, pues luego el rendimiento no es igual en los partidos oficiales, sin embargo se impuso el criterio de la mayoría y no entrenarán hasta nuevo aviso.

La dirigencia de Blooming no atiende las exigencias del plantel desde la semana pasada, tampoco cumple con los compromisos que asumió ni ofrece explicaciones al respecto. Los futbolistas estuvieron a punto de retornar a las prácticas en horas de la tarde, pero al final decidieron seguir con la medida de protesta.

El plantel reclama el pago de los sueldos de febrero, marzo y abril, aunque en el caso del brasileño Rafinha, la deuda es de cuatro meses.

Rafinha espera que le cumplan su contrato hace más de una semana, incluso decidió no jugar el partido del lunes de la semana anterior ante San José, y se reintegró al grupo para participar frente a Real Santa Cruz.

El club no se refirió oficialmente sobre el problema hasta la fecha, ni siquiera en su página oficial y los dirigentes no atienden llamadas.

Después del partido contra Nacional Potosí el próximo sábado, Blooming tiene que enfrentar el subsiguiente domingo a Oriente Petrolero, en el clásico cruceño.

El director técnico Eduardo Villegas tampoco atiende a los medios de comunicación ni manifiesta su opinión sobre la crisis que afecta a sus pupilos.

La situación no solo incomoda a los jugadores sino que, al parecer, empieza a afectar el rendimiento del equipo, ya que no tuvo la actitud combativa mostrada en los anteriores encuentros ante Aurora y Real Tomayapo.

El mandato de la actual directiva de Blooming, que encabeza Juan Jordán, fenece dentro de cuatro días, al cumplirse los cuatro años de gestión.

Comentarios