Escucha esta nota aquí

Hernán Meske tomó el empate en casa ante Bolívar como un resultado positivo dada la calidad del rival y el proceso que encara el plantel celeste desde que asumió hace ya dos fechas del campeonato.

“La actitud del equipo fue importante ante Bolívar. Veniamos golpeados, pero afloró la rebeldía el martes y eso nos ayudó a conseguir al menos un empate”, dijo el estratega argentino quien está convencido que a medida que se jueguen los partidos podrá afianzar la idea futbolística que intenta aplicar en el plantel.

“La idea la vamos a conseguir. No es fácil porque plasmarla nos llevará un tiempo. Lo positivo es que se nos vienen cuatro partidos seguidos para funcionar mejor”, dijo.

Sobre el partido del sábado, en el Tahuichi, ante Aurora (17:15), Meske dijo que será igual o más complicado que el disputado ante Bolívar.

“Todos son partidos difíciles; no hay rivales fáciles. De todas maneras, Blooming necesita los tres puntos”, sostuvo.

Comentarios