Escucha esta nota aquí

El Tribunal de Resolución de Disputas (TRD) declaró improbada la demanda de Rubén Cordano contra Blooming. El arquero, que luego arregló con Always Ready y actualmente está vinculado a Bolívar, corre el riesgo de tener que pagar 600.000 dólares que era la cláusula de rescisión de contrato.

Johan Udalrico Zambrana Ovando, director ejecutivo en Zambrana & Asociados - Abogados SRL, que hizo la defensa de la academia cruceña, brindó los detalles de este caso a DIEZ.

“Cordano pedía tres cosas:  que se resuelva el contrato con Blooming, que el club le pague el saldo del contrato de 2020 (55.000 dólares) y que además, Blooming pierda el derecho de formación. Todo eso se lo negó el TRD”, dijo Zambrana.

Según el jurista, el arquero y Fabol consideraban a su criterio dos motivos para que su demanda sea procedente. El primero es que Blooming lo apartó del primer plantel y el segundo es la supuesta presión que recibió de parte del presidente (Juan Jordán) para renovar el contrato.

Lógicamente que con este fallo no se obliga al jugador a volver a Blooming, porque el contrato era hasta el 31 de diciembre de 2020, pero Blooming está en su derecho de reclamar 600.000 dólares que estaba contemplado como rescisión de contrato.

“Vamos a analizar a través de qué instancia pediremos el pagó de los 600.000 dólares. Ese dinero lo tiene que pagar el jugador o/y Always Ready”, finalizó Zambrana.

Comentarios