Escucha esta nota aquí

Los jugadores de Blooming fueron licenciados el sábado, pero no saben cuándo tendrán que presentarse nuevamente a los entrenamientos, porque no se les fijó una fecha de retorno.

Existe una preocupación adicional porque se sienten abandonados a su suerte debido a que la dirigencia del club tampoco les abonó el sueldo de febrero, lo que debió hacer hace más de tres semanas.

“El sábado nos comunicaron que quedábamos licenciados, pero no la fecha para retornar a las prácticas y para colmo de males nos siguen haciendo esperar para pagarnos el sueldo de febrero”, dijo un integrante del equipo que prefirió el anonimato.

Los jugadores venían trabajando con su propio material deportivo y no con el que les proporciona el club como medida de presión para que se les cancele por lo menos uno de los tres sueldos que se les adeuda.

“Nos deben tres meses de sueldo y ya van a ser cuatro, porque mayo está muy cerca de terminar, lo peor es que no tenemos ninguna señal de que va a haber una solución al problema económico”, dijo otro de los jugadores afectados por la situación.

Blooming lleva jugados siete partidos en el torneo de la División Profesional 2021 y ocupa el duodécimo lugar en la tabla de posiciones con siete unidades y se encuentra a nueve puntos de los líderes The Strongest, Bolívar y Nacional Potosí.

Por otra parte, un conflicto mayúsculo parece asomarse en Blooming debido a las elecciones que deben llevarse a cabo para la renovación del directorio. La Comisión Electoral de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) fijó los comicios para el 26 de junio, mientras que el Comité Electoral del club decidió realizarlos el 12 de junio.

Comentarios