Escucha esta nota aquí

José María Carrasco no renunciará a una convocatoria a la selección nacional. El defensor y uno de los capitales de Blooming se une de esta manera a la posición que tomó el plantel de The Strongest y en especial el volante Jhasmani Campos, quien declaró que en días pasados que no compartía la determinación de Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL), que anunció que sus afiliados renunciaban al equipo nacional por incumplimientos a demandas interpuestas por el gremio.

“En caso de que me convoquen estaré con la selección. Considero que ningún jugador se negará a una convocatoria o no quiera representar a su país como ha salido en varios medios. Todos los jugadores somos conscientes de esto, pero tampoco podemos obviar los problemas que atraviesa en estos momentos el fútbol boliviano”, sostuvo el espigado zaguero cruceño, quien ya está recuperado de una lesión que sufrió en febrero de este año, cuando Blooming jugó su partido revancha ante de Emelec, en Guayaquil, Ecuador, por la Copa Sudamericana.

“Es una decisión personal; es mi opinión y no soy el único que comparte esta idea. Espero estar bien cuando se inicien los entrenamientos para las eliminatorias (Mundial de Catar 2022). En lo personal tengo una fe tremenda de que podemos hacer algo grande”, sostuvo Carrasco, quien forma parte de los entrenamientos virtuales de Blooming y la que comanda César Farías, DT del equipo nacional.

Lo que dice FABOL

Al respecto, David Paniagua, secretario general de FABOL, aclaró que la medida que anunció su gremio es porque los capitanes de los 14 clubes de la División Profesional la acordaron y el que no la cumpla se hará responsable de sus acciones.

“Esta es una medida que no es obligatoria, pero en el caso de los jugadores de The Strongest es evidente que se debe a una presión que ejerce el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (César Salinas), que sigue mandando en el Tigre pese a que la puso a su esposa de presidente del club”, dijo. (18 JUL 2020)