Escucha esta nota aquí

El pasado 21 de julio, Blooming puso en marcha la venta camisetas ‘retro’ en un acto que contó con la presencia de Limberg Gutiérrez, quien fuera figura del equipo bicampeón en la temporada 1998-1999.

En la ocasión, sorprendió ver a un ‘Bomba’ Gutiérrez delgado y con apariencia juvenil que hizo recordar al jugador que tantas alegríales dio a la hinchada académica, especialmente en esas dos temporadas gloriosas bajo la dirección técnica de Carlos Aragonés.

Gutiérrez participó de ese acto, porque justamente su camiseta, y la que usaron sus compañeros de equipo en esos dos gloriosos años, se venderán entre los hinchas celestes con el fin de recaudar fondos para la campaña solidaria por la pandemia y para el mismo club que necesita recursos económicos para cubrir sus necesidades.

El ‘señor de los potentes remates’, que encandiló también a los hinchas de Nacional de Montevideo, cuando el 2001 incursionó en el fútbol uruguayo, aceptó el desafío de sumarse a la campaña ante el pedido de un grupo de amigos del club denominado Los Guerreros, que se unió a Los Chiflados para potenciar la iniciativa.

Gutiérrez defendió por última vez la camiseta de Blooming el 2011, pues tres años después se retiró jugando en Sport Boys. Pese a los nueve años de su alejamiento, es evidente que el ‘cañonero’ sigue siendo un ícono del club. La camiseta, que lleva el número 10, se está vendiendo a Bs 200.

“Se me eriza la piel cuando siento esta camiseta. Es algo muy lindo. Son sentimientos que uno guarda en el corazón y es hermoso porque estoy apoyando una iniciativa muy noble. Me siento muy feliz y por eso le pido a la gente que colabore”, dijo el ex futbolista, que en su carrera marcó 160 goles.

Bajó de peso por salud

Limberg Gutiérrez contó en el programa Facetas Deportivas que durante la cuarentena se propuso bajar de peso para estar más saludable y ante el temor que pueda contagiarse del Covid-19, tomando en cuenta que el virus afecta más a quienes tienen sobrepeso.

Esta decisión hizo posible que de 105 kg ahora registre en la balanza 83 kg, muy cerca del peso que tuvo cuando fue campeón con Blooming en 1998 y 1999.

“Estoy comiendo sano y me siento con muchas ganas. Estoy feliz porque toda mi ropa me queda bien”, dijo.

Gutiérrez estuvo trabajando hasta hace poco en una escuela de fútbol que dependía de la alcaldía de Cotoca. En la actualidad maneja una empresa que se dedica al negocio de electrodomésticos. (28 JUL 2020)