Escucha esta nota aquí

Por Chino Tapia

Muchos no se explican cómo es que Blooming ha llegado al estado de quebranto económico en que se encuentra. Las deudas son millonarias, lo que ha provocado innumerables problemas, tanto deportivos como institucionales.

Algunas de las dudas entre los hinchas, socios y quienes son seguidores del fútbol, podrían estar respondidas en lo que explica uno de sus socios, Ovidio Vaca Díez, quien hace más de 7 años le hizo un préstamo al club de sus amores, dinero que hasta la fecha no terminan de pagarle.

Vaca Díez no precisa la cantidad que desembolsó a Blooming pero explica la forma en que se manejó la parte financiera del club.

_¿Cuál es la historia de la deuda que tiene con Blooming ?
En noviembre cumplo 7 años de la deuda con el club Blooming. En 4 de los 5 procesos judiciales estamos al final, he cobrado parte del capital y en uno más  creo que hasta el mes de enero se va a cobrar. Pero al margen de ello, estoy más preocupado por la situación del club.

_¿Qué es lo que más le preocupa?
No es tanto por el tema económico, que se va a solucionar por la vía legal, mi preocupación es cómo va el club y lo que vas descubriendo en los procesos judiciales y en los documentos que uno va presentando y cómo ellos se están defendiendo.

_¿Qué espera usted ahora?
Es una realidad que Blooming tiene una deuda muy grande de varios millones de dólares pero como hincha y socio estoy más preocupado por varias cosas. En mi tema, estoy esperando que Sebastián Peña convoque a todos y cada uno de los que hemos sido perjudicados por anteriores directorios para demostrar con documentación original que hubo malversación de fondos, cosas ilegales, no solo en mi caso sino en muchos deudores más. No sé por qué anteriores directorios no han tenido la voluntad de transparentar la verdad de Blooming.

_¿Qué sabe de la deuda del club?
Blooming debe un poco más de 4 millones de dólares pero de esa cantidad 2.100.000 es a exdirigentes, según se informó en la última asamblea. Y es fácil comprobarlo porque en mi proceso judicial  ha habido omisiones y el club ha perdido plata.

_¿Y por qué?

Porque ha defendido mal los procesos. Le doy un ejemplo: yo tengo documentos firmados por Blooming sobre un préstamo pero Blooming no se pudo defender judicialmente porque el préstamo original que yo tengo no lo tenía Blooming, no estaba registrado en la contabilidad. Yo tuve que facilitar fotocopia al club para que se pueda defender en la justicia.

_¿Y eso cómo se puede explicar?
-Es que hubo muchas auditorías incorrectas en Blooming que yo puedo demostrar en mi tema personal que el damnificado es Blooming; no es que yo me haya beneficiado sino que el damnificado es Blooming. Y así han aparecido muchas personas… y el daño es para la institución.

_¿La deuda real, a cuánto asciende?

-En la última asamblea, la dirigencia ha demostrado que hay 2.100.000 dólares que se le deben a exdirigentes, pero lo que no ha demostrado es que de esos 2.100.000 que se les debe a ellos (y está perfecto que se les deba) pero sí que ha habido omisiones, sí ha habido errores…, si hubo daño económico al club hay que hacer otra cosa.

_¿Qué, por ejemplo?
-Por ejemplo, si usted es expresidente de Blooming ¿cuánto se le debe? Le doy un ejemplo: Juancho Jordán, se le debe 300.000, 400.000 dólares, sí señor, vamos a hacer una auditoría de su gestión, usted omitió muchos errores, entonces acepte estos errores, se le descuenta de su cuenta; venga el otro dirigente, usted en su gestión el club cometió varios errores que le costaron plata al club, entonces vamos a descontar…

_¿Y en qué puede terminar todo esto?
En que se suma y se resta y yo creo que al final Blooming se va a quedar sin la deuda de los exdirigentes. Y una deuda manejable de 2 millones de dólares para Blooming es fácil de administrar.

_¿Pero usted ve que existe predisposición para ello?
No veo la capacidad en los últimos cuatro directorios que yo me he presentado con documentos originales, que quieran tener la voluntad de que Blooming recupere dineros de malas administraciones de exdirigentes. Al final lo que veo como socio es que mi club está perdiendo.

_¿Y cómo evalúa al nuevo directorio en este sentido?
A Sebastián Peña yo lo veo que tiene predisposición, como tenían otros expresidentes, pero parece que les da miedo quedarse solos. Hacer las cosas correctas y que la verdad se sepa por ahí los va a llevar a que se queden solos. Entonces, alguna vez alguien tiene que comenzar a transparentar la situación del club Blooming.

_Se ha contactado usted con el nuevo presidente?
Yo le he dicho a Sebastián Peña que si yo fuera presidente le aconsejaba que llame al Tribunal de Honor y ellos convoquen a todas las personas que tengan vinculación con Blooming una por una, que vean la documentación y tomen cartas en el asunto.

_¿Y las auditorías…?
Las auditorías anteriores son en papeles. Yo soy testigo que desde el año 2017 hacia atrás, desde el 2012, han hecho auditorías, pero ninguna de ellas ha sido físicamente. Físicamente significa que no han ido a buscar documentación al club, no han verificado, si es la forma de administrarla, si son las firmas correctas, si son los montos…nada. Las auditorías anteriores son un saludo a la bandera.

_¿Y cómo han manejado las cuentas entonces?
Desde el 2017 para atrás las cosas las hicieron en servilletas, en hojas de cuaderno, incluidas las rendiciones de cuentas. En un club como Blooming no creo que sea la forma correcta de administrar.

Comentarios