Escucha esta nota aquí

Se caldea más la relación entre Blooming y el arquero Rubén Cordano, que fue apartado de toda competencia con el plantel profesional debido que se ha puesto firme en su decisión de no firmar una renovación de contraTo con el club celeste por cinco temporadas más.

El domingo sorprendió que el joven arquero no haya sido convocado para el partido contra Bolívar, en el Tahuichi. Al otro día, el presidente del club, Juan Jordán, se encargó de aclarar la situación al anunciar que Cordano no iba a ser tomado en cuenta mientras no firme su nueva vinculación con la institución.

Estas diferencias se ahondaron a comienzo de semana cuando el plantel viajó a Guayaquil para el partido revancha contra Emelec, por la Copa Sudamericana, ya que deja en la incertidumbre lo que pasará con el futuro del arquero titular de la selección sub-23 que hizo buena campaña en el Preolímpico de Colombia y que se perfila para hacerlo en la mayor.

Al respecto, este miércoles habló el presidente de la empresa que representa a  Cordano. El argentino Horacio Rossi, presidente de Capital Group Sport Management, lamentó la polémica que despertó el tema y aclaró que ellos negocian no solo por un interés económico del arquero sino por proyectarlo en lo deportivo.

“Lamentamos mucho la postura radical de Blooming. Es un atentado a la salud deportiva de Rubén y al mismo club porque Cordano es un activo importante de Blooming. Además, es un atentado a la selección nacional por tratarse de uno de sus integrantes con mayor proyección y de haber demostrado que está a la altura de los grandes porteros del mundo”, dijo.

Con semejante posición de los celestes, Rossi no da por cerradas las negociaciones y tienen la esperanza de llegar a un buen puerto, pero admite que hay posturas muy distantes entre el jugador y el club.

“Consideramos a Cordano el arquero con mejor proyección de Sudamérica y por eso decidimos trabajar con él. Es un futbolista seguido por grandes clubes europeos y sudamericanos. Por eso Blooming debe replantear su postura y hacer un esfuerzo e intentar retenerlo en sus filas y no separarlo como lo hizo”, sostuvo el representante, quien aclaró que en todo este tiempo le hicieron a Blooming varias contrapropuestas y la respuesta ha sido la misma”, respondió

Según Rossi, la intensión no es forzar una salida, pero hay premura por llegar a un acuerdo, tomando en cuenta que el contrato del portero cruceño termina en diciembre y en junio le permite, por norma FIFA, tener un nuevo vínculo con otro club.

“No es lo que nosotros queremos. Nuestra forma de actuar es que el jugador salga bien del club y deje un importante rédito económico por la inversión que han hecho con el futbolista”, puntualizó

¿Cuál es la propuesta de ustedes? Le consultamos. “Queremos una renovación de dos años con una opción a un tercero. Vamos a esperar que Blooming reconsidere su postura para llegar a una solución saludable. De no ser así acudiremos a una postura que beneficie al futbolista”, sostuvo y adelantó que el caso ya lo conoce también Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), que podría intermediar.

“Fabol ya se puso en contacto con Cordano y no se descarta que tomen carta en el asunto porque consideran que la postura dirigencia del club celeste es muy desmedida”, acotó.