El presidente de Blooming habló de las dificultades de su club, pero no baja la guardia, y se ilusiona con un futuro mejor con el apoyo de socios e hinchas.

24 de enero de 2023, 17:32 PM
24 de enero de 2023, 17:32 PM

Blooming afronta entusiasmado el presente, resignado a cargar sobre sus espaldas un pasado cercano lleno de problemas, y la ilusión de un futuro mejor. Al mal tiempo buena cara pareciera ser el lema en este nuevo año en el que tendrá que afrontar los dos campeonatos nacionales y la Copa Sudamericana.

De a poco, empezó a generar buenas noticias. Sebastián Peña no elude la realidad celeste y como presidente del club se encarga de encabezar la
lucha por reconstruir los cimientos de una institución que intenta resurgir como la mitológica ave fénix.

“Siempre fui claro diciendo que Blooming tenía que vivir tratando de salir de esta crisis económica institucional, pero la única forma de hacerlo es que
el equipo juegue, compita y que vaya generando expectativa a los hinchas, consiguiendo éxitos deportivos, que en este caso es estar entre los mejores ocho de Bolivia para participar en una copa internacional”, señaló Peña en una entrevista con el programa Los Más Buscados de EL DEBER Radio.

Una tarea ardua que el titular de la academia lleva a cabo con sus colaboradores y gente amiga que se acercó a dar una mano, y otras personas que se animaron a formar una especie de sociedad aportando “dinero fresco”.

“Bajo esa filosofía hemos estado realizando distintas gestiones que van acompañadas de personas amigas que creen en la dirigencia y estamos avanzando, tratando de mejorar la confiabilidad y credibilidad de la marca Blooming, como también tratar de armar un equipo que pueda ser competitivo para los torneos que vamos a encarar. En esa línea seguimos. Esto no es fácil, es con apoyo del hincha y también del socio, y del empresariado cruceño porque al fin y al cabo tenemos que contrarrestar el poder económico que tienen los clubes paceños, y, como clubes cruceños, unirnos en su conjunto para hacerle frente. Gracias a Dios estamos haciendo varias gestiones que permiten ir superando obstáculos y encarando obligaciones”, agregó a tiempo de explicar la forma de encarar el año 2023.

La falta de recursos económicos era el principal problema de Blooming al final de la temporada pasada, pensando en el nuevo año. Las deudas pendientes no dejan ahorrar un peso, por eso Peña tuvo que recurrir a esos recursos externos que no son gratuitos, que exigen devolución y también algún dividendo, como 

en cualquier negocio.

“Son personas que en un inicio de mi gestión me han apoyado de manera económica, obviamente dentro de un rol de responsabilidad de gestión, que nosotros podamos responder con devoluciones con los ingresos que obtenga
el club en base a derechos de televisación, en todos los ítems de ingresos para el club, socios, recaudaciones... estos aportes de ayuda económica ya empiezan a tener otro tipo de matiz dentro de la creatividad financiera, de cómo hacer que Blooming no sufra mucho en el aspecto financiero, tal es así que este inversor - llamémoslo así - es un apoyo económico a la gestión, la forma en que vaya recuperando el dinero es en base a lo que pueda generar Blooming compitiendo en copas de Conmebol, es decir que en caso que empiece a generar ingresos por premios, avanzando de fases, el grupo inversor va a ir recuperando su dinero. Adicional a eso, si los refuerzos extranjeros que se están trayendo pueden ser renegociados, también esos ingresos los beneficiarán, caso contrario el club no pierde nada. Son medidas que uno se ingenia para que Blooming no sufra el daño económico que siempre ha sufrido, que se endeude y después se haga insostenible la obligación de cumplir con esas deudas”.

¿Quiénes son esas personas?

“Tenemos gente de Santa Cruz y gente de otros departamentos que nos está apoyando. Se supone que los empresarios cruceños y los amantes de la institución tendrían que ser los primeros en ayudar a superar la crisis institucional y apoyar, porque no se trata de que el presidente del club sea quien tenga que cargar con la crisis. Hay que ser conscientes que nadie vendrá con el maletín lleno de dinero ni con una varita mágica a solucionar los problemas, más en una situación que vive Blooming desde hace más de diez años en crisis. Pero si todos empujan para el mismo lado, podemos tratar de sacar a Blooming de esta situación. El año pasado hemos demostrado que con muy poco y solo siendo responsables en el manejo económico y en la administración de los fondos, hemos podido colocar a Blooming en competencia internacional. Con mayor apoyo, este año podemos seguir avanzando”, explica el máximo dirigente de los celestes.

Para generar expectativa se necesita realizar una buena campaña y también contratar jugadores que ilusionen a los hinchas. Ambas cosas van de la mano y la dirigencia celeste lo sabe, por eso se las ingenió para conseguir recursos que les permitan contratar refuerzos.

Blooming incorporó a quince jugadores hasta la fecha. Los contratados son Iago Mendonça (zaguero brasileño), Jhohan Gutiérrez, Gabriel Valverde, Miguel Ángel Becerra, Jaime Villamil, Óscar Ribera, Pedro Siles, Fernando Rodríguez, Daniel Camacho, Richet Gómez, Denis Pinto, César Menacho, José Luis Sinisterra (atacante colombiano), Guimer Justiniano y Leo Fenga (delantero brasileño). Está a punto de incorporar a Gastón Rodríguez (delantero uruguayo).

“No anunciamos contrataciones si no está todo definido y luego de la revisión médica. En el caso del uruguayo (Rodríguez) estamos a la espera de que hasta el lunes (hoy) su representante nos confirme la situación contractual para concretar su incorporación y que el jugador llegue el martes a Santa Cruz”, indicó Peña.

La llegada de estos futbolistas se concretó dentro del plan de renovación que se propuso la directiva. Se fueron varios jugadores (Herrera, Arano, Iribarren, Noronha, Jesús Sagredo, Tavares, Orozco, Clody Menacho, Britez, Peñarrieta, Junior Sánchez, Navarro, entre otros) y llegaron los antes mencionados para reemplazarlos.

“Si bien hemos tenido muchas bajas, hemos querido hacer una renovación trayendo jugadores que cubran los espacios de aquellos que ya no están en el plantel, que estén dentro de nuestro presupuesto y de acuerdo a los requerimientos del equipo; con el cuerpo técnico hemos coordinado para que los jugadores, en especial los nacionales, sean los que necesitamos. En base a los elegidos y contratados en el país, los extranjeros vendrán a complementar y también darle un plus donde había algunas deficiencias que teníamos en el ataque y en la definición”, comentó el presidente de Blooming, que está desde hace 16 meses en el cargo, tras ser elegido el 4 de septiembre de 2021.

La contratación de tantos  jugadores contrasta con la situación económica a la que hacía referencia Peña al principio; sin embargo, aclara que se asumen
riesgos “en base a nuestra realidad económica, sin salirnos de nuestro presupuesto que tratamos de mantener de manera estricta, pretendemos contar con un equipo que pueda competir y logre cosas importantes, que
sería pasar a una fase de grupos en la Copa Sudamericana y encarar el torneo local de la mejor manera”.

La constante crisis afectó la imagen institucional del club celeste en los últimos años, lo que agravaba mucho más a su situación. Sin embargo, este año esto empezó a cambiar, una muestra de ello es que acaba de concretar acuerdos con dos marcas internacionales importantes, la automotriz KIA como sponsor principal en su camiseta y la empresa de indumentaria ecuatoriana Marathon.

“Desde hace un año veníamos tratando de que Blooming pueda lucir una marca internacional. Marathon viste a la selección boliviana y a varios clubes nacionales, y aceptamos la propuesta. En cuanto a KIA, que se convierte en nuestro principal sponsor, también fue una gestión de la dirigencia. Esto está relacionado con que la marca Blooming está empezando a mostrar otro tipo de imagen, y logramos un acuerdo con una marca importante que patrocina a equipos en el ámbito internacional, incluso a la FIFA. Estamos agradecidos
con la confianza y que la empresa KIA cubra un espacio que hace tiempo Blooming no lo podía cubrir”, sostuvo.

El Blooming Arena es una asignatura pendiente. La construcción del estadio tiene bastante demora en el inicio de obras, y Peña explica el porqué, a tiempo de anunciar que está cerca el inicio de los trabajos en la sede de los celestes.
“En el tema infraestructura, estamos en dos etapas importantes, que son  neurálgicas para acelerar (las obras). En coordinación con un departamento
de la Alcaldía, estamos a días de conseguir algo que nos ha costado, el plano de uso de suelos para todo lo que es proyecto urbanístico para arrancar con
lo que es el proyecto arquitectónico. Por este motivo la sede del club Blooming está en estado rústico, teníamos que volverlo a estado urbano para hacer útil el
área, aprovechando que el octavo anillo va a pasar por una parte de la sede. Al realizar la cesión (del terreno), prácticamente tendríamos la posibilidad de realizar cualquier construcción. Previo a eso, hay que encarar la
aprobación de cualquier proyecto de construcción
, sea del estadio u otra  construcción en las áreas que quedan disponibles en la sede del club”.

En todo este tiempo, en Blooming, lo único que creció más que las deudas fue la pasión de los hinchas, que aparecieron en los peores momentos para darle
su aliento y apoyo. A tal punto, que la academia cruceña fue el equipo más taquillero en la temporada, con un promedio cercano a los 15.000 espectadores en 22 partidos. Ese es el mayor capital que tiene la academia y que le ayuda a mejorar su deteriorada imagen.

“Sabemos que la hinchada del club es muy pasional, acompaña; no nos sorprende porque desde el 2021, cuando estábamos en un momento muy
complicado, la hinchada apoyó y acompañó los cuatro últimos partidos, cuando había temor de encarar un posible partido de indirecto; en el último encuentro con Real Potosí hubo lleno completo en el Tahuichi. En el 2022, cuando empezamos a competir y el equipo tuvo una racha importante, también hubo un gran apoyo. En semifinales, ante Bolívar, la capacidad del estadio se vio sobrepasada. Desde el departamento de marketing hemos tratado de incentivar para que el hincha acompañe en todo momento a los jugadores, porque gracias a ellos Blooming puede seguir caminando e intentar salir de esta crisis institucional”, manifestó Sebastián Peña.