Escucha esta nota aquí

Jugar con el corazón y apoyado en la altitud, no le bastó a Bolívar, que este miércoles cayó en los 3.600 metros de altura del estadio Hernando Siles por 1-2 contra Palmeiras, partido válido por el grupo B de la Libertadores. La academia, que en seis meses no disputó ni siquiera un amistoso, no pudo frente a un rival, que llegó al enfrentamiento con ritmo de competencia luego de jugar 16 partidos oficiales.

El plan de altura, de presionar siempre al rival y no dejarlo respirar, no funcionó esta vez. De entrada, el partido fue casi parejo, con un Palmeiras que buscó la contra, aprovechando las ventajas que dejó la defensa de Bolívar, con Adrián Jusino y Luis Gutiérrez, lentos y sin la cobertura necesaria de sus compañeros. Arriba, Marco Riquelme se daba modos para complicar, pero sin tener la eficacia necesaria.

A los 3’, Roberto Fernández remató de primera, pero un rival cruzó a tiempo y desvió el balón. Susto para el arquero Weverton. La respuesta del visitante fue con Ronielson que desafiaba a la altura con cada carrera a fondo. A los 11’, remató y tapó Javier Rojas. Era un aviso, que el visitante tenía bastantes espacios y armas para hacer daño.

A los 18’, Riquelme cabeceó apenas desviado. Pero cada vez que Bolívar llegaba, la respuesta de Palmeiras era inmediata. Así, Veiga exigió a Rojas. Y luego vino lo impensado. Todo un regalo del central celeste Jusino. El defensor fue a la marca de Ronielson con demasiada fuerza, todo lo contrario, a lo que dice el manual del defensor para evitar las penas máximas. Jusino fue y lo arrolló y el penal fue claro. Desde los 12 pasos, Willian (34’) remató y anotó el 0-1, con un Rojas que casi logra tapar.

Así llegó el final del primer tiempo, con un Bolívar con muchas dudas ante un rival, que llegó a La Paz tres días antes, un plan que no es aconsejable pues en el tercer día es cuando más afecta la altura. Quedaba un tiempo para ver si la academia aprovechaba la altitud, algo que no hizo en toda la primera etapa.

Palmeiras se dio cuenta de que podía hacer daño y a los 52’ Raphael exigió a Rojas. De ahí el equipo brasileño se metió atrás y dejó el control del balón a Bolívar, que tuvo un dominio inofensivo. Lo peligroso era la propuesta del visitante, que a los 60’ logró el 0-2 cuando Gabriel Menimo sacó un bombazo desde fuera del área grande para mandar el balón al ángulo y dejar sin opciones a Rojas.

De ahí para adelante le comenzaron a faltar las piernas a Palmeiras y Bolívar se fue con todo y logró el descuento a los 67’, cuando un córner de Saavedra peinó Gutiérrez para que aparezca Riquelme y de cabeza supere al portero Weverton. Quedaba bastante tiempo para buscar al menos un empate, pero el local también se quedó sin piernas, y los esfuerzos de los que ingresaron en la segunda etapa no bastaron: Ábrego, Rey y Anderson.

Palmeiras sumó su tercer triunfo consecutivo y lidera el grupo B con 9 puntos. Segundo están Guaraní y Bolívar, con tres unidades, y último se ubica Tigre, sin puntos.