Escucha esta nota aquí

Bolívar cumplió este jueves con el trámite de ganarle a Oriente Petrolero (4-1) en la última fecha (26) del torneo Apertura, pero se quedó con las ganas de lograr el título. No pudo conseguirlo porque dependía de los partidos que jugaron en la misma jornada Always Ready y The Strongest, respectivamente.

Ignacio González solo tuvo la ausencia del delantero argentino Marcos Riquelme, el goleador del equipo y de la temporada, porque fue expulsado en la fecha pasada. 

El español optó por darle continuidad al volante cochabambino Hernán Rodríguez y al atacante cruceño Víctor Ábrego, que fueron autores de tres de los cuatro goles celestes.

Rodriguez hizo un doblete (44’ y 62’), Ábrego aportó con uno (58’) y Vladimir Castellón cerró la cuenta a los 76’.

Fue un triunfo contundente para el local, que en la primera etapa tuvo dificultades para llegar con peligro sobre el arco de Leonardo Vaca. Como era de esperar, Oriente presentó un equipo diezmado por las 10 bajas en sus filas por el Covid-19.

Erwin Sánchez armó un onceno con juveniles de la reserva para afrontar este cierre de la temporada. No desentonaron porque el equipo demostró orden para controlar la pelota y cuando el rival se lo permitió se animó a contragolpear.

Por eso Bolívar recién pudo abrir el marcador cuando terminaba el primer tiempo. A los 44’ minutos anotó Hernán Rodríguez, que hizo doblete porque volvió a marcar a los 62’.

En el segundo tiempo aumentó Ábrego a los 58’ y después cerró la goleada Vladimir Castellón a los 70’. El triunfo ya estaba asegurado cuando Oriente descontó a los 79’, de penal, mediante Alexis Ribera.

De esta manera, Bolívar se quedó con los tres puntos y en la tabla terminó en tercer lugar. Obtuvo de consuelo el premio de Bolivia 3 en la Copa Libertadores. Oriente acabó el torneo en el décimo lugar y, una vez más, sin nada entre las manos.

Comentarios