Escucha esta nota aquí

Bolívar se convertirá en el primer equipo de fútbol boliviano en retornar a los entrenamientos presenciales, en una concentración cerrada y cumpliendo el protocolo de seguridad que fue aprobado por las autoridades del país, por el coronavirus. El club dispuso reunir a los futbolistas desde la mañana de este viernes en un hotel de La Paz.

El vicepresidente del club, Dardo Gómez, dijo a Unitel que el encapsulamiento se llevará adelante en un hospedaje de la zona sur de la ciudad y rigiéndose a las normas establecidas. “No están permitidas las visitas, la delegación está conformada por al menos 40 personas –incluido el responsable de comunicación-. Nadie puede salir, ni el personal del hotel”, indicó.

Gómez también informó que los jugadores practicarán individualmente, después formarán grupos de a tres y así crecerán los equipos de trabajo, hasta que se pueda entrenar con el plantel completo. “El objetivo es esperar el 16 de septiembre (partido por la Copa Libertadores), en las mejores condiciones físicas y competitivas”, agregó el dirigente.

Bolivar recibirá el 16 de septiembre a Palmeiras, por la tercera fecha de la Copa Libertadores. Mientras que el 22 visitará a Tigre de Argentina, el 30 se enfrentará al ‘Verdao’ –de visitante- y el 21 de octubre jugará de local ante Guaraní.

Inicia la transformación

El presidente del club, Marcelo Claure, anunció que el peruano Carlos Benavides es el nuevo gerente general del club y que tiene como principal misión volverlo autosostenible. “Comienza la transformación hacia el Centenario. Bienvenido @chinobesc, nuevo gerente general y CEO del @Bolivar_Oficial, quién nos llevará a tener un club autosostenible. Fue gerente del @ClubSCristal en Bandera de Perú. ¡Obtuvo 5 títulos nacionales y triplicó los ingresos de TV en 10 años!”, escribió en su cuenta de Twitter.