Escucha esta nota aquí

Los yerros defensivos le pasan factura a Bolívar, que ya pierde por 1-0 ante Tigre en partido correspondiente a la cuarta fecha, grupo B, de la Copa Libertadores,

Un descontrol en la marca permitió al atacante Pablo Magnin convertir a los 18 minutos y poner en ventaja al equipo dueño de casa.

Bolívar tuvo cerca de abrir el marcador a los 8 minutos, cuando un remate de Riquelme terminó en uno de los postes del arco que defiende Gonzalo Marinelli.

La jugada nació de los pies de Juan Carlos Arce, que se erige en el jugador más claro en el mediocampo celeste.

Pudo ser el gol de la tranquilidad académica, que en ese lapso ya la pasaba mal por las imprecisiones en defensa y la falta de profundidad en el ataque.