Escucha esta nota aquí

El gol de camarín de Marcos Riquelme fue importante para que la academia gane en confianza y pueda afrontar el partido con otro incentivo. Lamentablemente no pudo soportar la reacción del dueño de casa, que aprovechó muy bien los errores defensivos de la visita para empatar a los 26 minutos mediante Franco Orozco y ponerse en ventaja a los 39’ gracias a Tomás Belmonte.

Bolívar padeció gran parte de la primera parte por la falta de consistencia en su juego y especialmente en el control de la pelota. Con solo Machado en la marca del medio campo fue difícil achicarle los espacios a un cuadro granate, que tras el gol en contra creció en dinámica y metió presión todo el tiempo.

En ofensiva, Andrés Cruz y el mismo Riquelme no mostraron solvencia y eso porque Erwin Saavedra y Álvaro Rey tampoco se mostraron con buena movilidad la zona de creación.

La línea de tres que Flores alistó en el fondo tampoco fue garantía y se puso de manifiesto en el gol del empate de Orozco, ya que Jusino cometió un craso error que por poco termina en autogol.

Comentarios