Escucha esta nota aquí

Bolívar y Wilstermann se repartieron este miércoles los puntos con el empate a dos goles (2-2) en partido por la cuarta fecha, grupo C, de la Copa Sudamericana. Se jugó en el estadio Hernando Siles de La Paz.

El resultado no favorece a ninguno de los dos, tomando en cuenta que Bolívar necesitaba ganar para asumir el liderato en su serie e ilusionarse con la clasificación a la siguiente fase (clasifica un solo equipo por grupo).

Los aviadores suman su segundo punto por sus dos empates con Bolívar, pero a dos fechas de la finalización de la ronda, sus posibilidades son reducidas.

La gran novedad de la primera parte fueron los tres penales que cobró el árbitro peruano Kevin Ortega. El primero, mano de Granell, no generó dudas y el colombiano Humberto Osorio se encargó de abrir el marcador para los rojos visitantes a los 5 minutos

Los dos que favorecieron a Bolívar dejaron serias dudas. La supuesta falta de Alejandro Meleán sobre Armando Sadiku no fue clara, pero fue el primer gol de Erwin Saavedra a los 21 minutos. La del arquero Banegas sobre Álvaro Rey tampoco lo fue, aunque nuevamente Saavedra definió bien desde los doce pasos a los 41’ y puso en ventaja al dueño de casa.

El segundo tiempo se jugó con la misma intensidad que el primero. Diego Cagna incorporó al volante Paúl Arano y a los delanteros Gilbert Álvarez y Rodrigo Vargas. Lo propio hizo el español Ignacio González con el ingreso del mediocampista John García y el delantero César Menacho.

Ambos entrenadores apostaron a reforzar la ofensiva y el partido creció en dinámica y los arqueros tuvieron más trabajo.

Los primeros minutos fueron favorables a Wilstermann; después, Bolívar asumió mayor protagonismo pero desperdició  dos situaciones claras de gol para asegurar la victoria.

El premio al esfuerzo lo tuvo Wilstermann a los 86 minutos, cuando Álvarez bajó una pelota en el área  y Arano se encargó de fusilar a Cordano y decretar el empate.

El cierre del partido fue de infarto porque Bolívar buscó el gol de la victoria. Arriesgó todo. A los 88’ pudo conseguirlo, pero una gran intervención de Rodrigo Banegas se lo negó.


Comentarios