Escucha esta nota aquí

El presidente de Bolívar, Marcelo Claure, tiene bien claro acerca de las ventajas que ofrece a los equipos jugar de local en ciudades cuyos estadios están a más de 3.600 metros de altura, como el de Miraflores, sobre rivales del llano.

Lo dijo este lunes en el lanzamiento del Plan Centenario 2025 y reforzando la idea de que Bolívar tiene que ser un equipo poderoso y contundente cada vez que juegue en La Paz, pues el objetivo es que empiece a sumar títulos internacionales.

Y el criterio de Claure no fue casual. Dijo haber hablado sobre el tema con especialistas.

“La altura nos da una ventaja única de competir de igual a igual con cualquier otro gran club. Los primeros estudios que he hecho con el doctor Iñigo San Millán (desde 2008 trabaja en un centro de medicina deportiva en Denver, Colorado) demuestran que un equipo que juega a 3.600 metros sobre el nivel del mar, tiene una ventaja deportiva de un 35 por ciento. Es decir, es como jugar en casa once contra siete jugadores. La diferencia es muy grande y la tenemos que saber aprovechar. Por eso la altura nos permite soñar en grande”, sostuvo el titular celeste, que para reforzar su proyecto de engrandecer Bolívar hizo una alianza con la empresa City Football, que es propietaria de grandes clubes en el mundo como el Manchester City de Inglaterra.

Comentarios