Escucha esta nota aquí

Un regalo anticipado por las fiestas de Navidad fue el que se hizo The Strongest para disfrutarlo con sus hinchas al derrotar con justicia a Bolívar por 2-1 este sábado en el estadio de Miraflores frente a poco más de 10 mil espectadores, los que permitieron las restricciones sanitarias por el coronavirus. 

La victoria tuvo dulce sabor a panetón navideño para los atigrados porque además de adueñarse del clásico 219 entre los dos equipos, los tres puntos obtenidos permitieron su retorno a la punta del torneo Apertura de la División Profesional y mejorar su chance de obtener el título de la temporada 2020.

 El atacante panameño Rolando Blackburn entró al juego en los minutos finales como tocado por una varita mágica puesto que convirtió el gol del triunfo en la primera pelota que llegó sus pies, frente a una defensa floja y sin reacción que le plantea un serio problema que resolver al DT español Nacho Gonzáles que desde la banca mostró una imagen de desazón al perder su primer clásico en canchas bolivianas.

 Bolívar empezó mejor en base al juego punzante del Conejo Arce en conexión con Saavedra. El encuentro había registrado escasas llegadas sobre ambos arcos y la mejor opción la tuvo Bolívar sobre los 20’ cuando Castro perdió la pelota en salida, la recogió Riquelme y cuando mejor ubicado estaba Arce, metió el pase en profundidad para Saavedra cuyo remate atoró el arquero Rojas. 

Pasada la media hora de juego, The Strongest logró la apertura de la cuenta cuando en una incursión por el flanco derecho, el juvenil Chura fue enganchado en el área por Dominguez y sin dubitar, el juez Gery Vargas cobró la falta. 

Desde los doce pasos, cruzando el disparo a la derecha de Rojas, el brasileño Willie Barbosa puso en ventaja al Tigre sobre los 33 minutos. Sagredo estuvo a punto de aumentar a dos la diferencia en las cifras sobre los 40’ pero, sin marca, cabeceó débilmente a las manos del arquero académico. Antes de que concluyera la etapa, Daniel Vaca fue exigido por un remate de Arce.

 De vuelta del descanso, ‘Nacho’ Gonzáles incluyó a Víctor Ábrego por Leo Vaca para potenciar el frente de ataque de su equipo pero el cambio no surtió el efecto deseado, aunque sobre los 6’ y con una fórmula de ataque conocida, Bolívar logró la igualdad con un impecable frentazo de su goleador Marcos Riquelme. 

El argentino empalmó, sin marca atenta a su presencia, un lanzamiento libre de Arce desde un costado, anticipándose a la salida del arquero Vaca para el 1-1 que desató la euforia académica en la tarde miraflorina. 

Con la presencia de Veizaga y Cardozo que tomaron los puestos de Castro y Chura, The Strongest, además de equilibrar la lucha en el medio terreno, mejoró su funcionamiento y creó mayores opciones de gol. 

La más clara, sobre los 13’, cuando un providencial cruce de Oviedo evitó un nuevo zarpazo del tigre desviando el disparo de Barbosa, después de que entre Rojas y Gutiérrez obstruyeran el intento de Reynoso. Poco después, un cabezazo de Godoy rozó el travesaño con Rojas jugado en la acción. 

Cuando el encuentro parecía encaminarse a un reparto de puntos que habría favorecido al ‘tercero en discordia’, Always Ready, el DT Alberto Illanes se jugó una última carta incluyendo a Blackburn. 

Acertó plenamente porque en su primer contacto con la pelota y aprovechando las licencias de la última línea bolivarista, el ariete panameño empalmó un fuerte disparo cruzado que se metió junto a un poste de Rojas. 

Herido de muerte, Bolívar buscó el empate pero no tuvo otra posibilidad de alcanzarlo que un remate cruzado de Riquelme. Triunfo crucial e indiscutible el alcanzado por The Strongest que además de la punta frente a su archirrival, revitaliza sus pretensiones de campeonar antes de que caiga la última hoja del calendario.

 

Comentarios