Escucha esta nota aquí

Bolívar debió doblar esfuerzo para derrumbar el buen planteamiento que Royal Pari le propuso hasta el primer tiempo y salir airoso este domingo en casa.

La academia paceña ganó por 4-0, resultado que consolidó en el complemento ante el debilitamiento que sintió el representativo cruceño por el desgaste en los primeros 45 minutos.

Los goles de Bolívar, que se mantiene entre los que pugnan la punta del torneo Apertura, fueron convertidos por el delantero Marcos Riquelme (58’ y 88’) y el lateral volante Roberto Fernández (68’ y 74’). Este último mostró un gran rendimiento.

El equipo inmobiliario planteó bien el partido. La orden de Miguel Ábrigo fue no esperar la iniciativa del dueño de casa. Por eso, en varios pasajes tomó el control de la pelota y se asomó sobre el arco rival con un juego ordenado y punzante.

Bolívar se vio sorprendido por el juego de la visita, que lo ahogó en la salida. Pero los errores generan zozobra. Royal Pari cometió uno a los 8 minutos y terminó en un penal que el argentino Marcos Riquelme no pudo convertir.

Tras el descanso, el equipo inmobiliario desparramó buen juego y ganas hasta el gol de Riquelme, que a los 58’ no perdonó.

A partir de esta conquista, Bolívar asumió un nuevo rol y arrinconó a su rival con una dinámica diferente. La decisión de Walter  Flores empezó a dar resultado, pues acudió en esta etapa a sus cinco cambios para reforzar todas las líneas.

La figura de Roberto Fernández, que en la academia paceña juega de volante por izquierda, creció hasta convertirse en determinante en el repunte de su equipo. El ex Blooming anotó a los 68’ y aumentó a los 74’ a consecuencia de sus continuas arremetidas, aprovechando el buen circuito que conforma con Christian Machado y Erwin Saavedra.

El cierre de la goleada fue de Riquelme a los 88’. Una conquista más del ariete argentino quien anunció que quiere seguir en Bolívar, por lo que espera que la dirigencia del club le renueve su contrato, que finaliza a fin de mes.


Comentarios