Escucha esta nota aquí

Por dinero y amistad, esas fueron las razones que impulsaron a V.V.N. e I.C.V. a “prestar” a su hijo de cinco años para que sea presentado como el hijo de Evo Morales y Gabriela Zapata, pero sus argumentos no convencieron al juez Sexto de Instrucción en lo Penal, Fernando Rivadeneira, que decidió enviar a la cárcel a los dos esposos, a Claudio Rivera Guzmán y a Juan Garrido Espinoza; mientras que Andrea Montesinos Guzmán fue beneficiada con la detención preventiva en vista del estado de embarazo avanzado que tiene.

De acuerdo con la decisión del juez, Rivera Guzmán, V.N. y Garrido Espinoza deberán guardar detención en el penal de San Pedro, mientras que IC irá a la cárcel de mujeres en Obrajes, donde curiosamente se encuentra Pilar Guzmán, una de las artífices de este entuerto delictivo que la Fiscalía resumió en cuatro delitos: trata y tráfico de personas, impedir o estorbar el ejercicio de funciones, engaño a personas incapaces y asociación delictuosa.

Los detenidos señalaron a Gabriela Zapata como la responsable de lo sucedido porque fue la que ofreció dinero a través de terceras personas a cambio de presentar al menor como hijo de Evo Morales. El dinero para el pago de este “negocio” salió de la venta de un auto de Zapata y la “presentación” del niño se realizó en la casa de la exgerenta de la empresa china CAMC.

En la audiencia, que duró más de tres horas, los acusados dijeron estar arrepentidos de lo que hicieron y relataron que la necesidad económica los obligó a aceptar la propuesta de utilizar a su hijo como si fuera de otra persona y manifestaron que no tuvieron conciencia del tamaño del problema que se iba a generar.

En su declaración ante los fiscales, el viernes, Rivera Guzmán asumió toda la responsabilidad del caso y dijo que la pareja no tenía ninguna participación, aunque los fiscales afirman que la pareja recibió unos cinco mil dólares aproximadamente de un total de 20.000, además de garantizar la educación escolar del menor en un prestigioso establecimiento en La Paz.

Extremos que sin embargo fueron desmentidos por la familia de V.N., quienes dijeron que su hijo nunca recibió dinero y que todo fue al calor de una reunión de parejas de amigos en el mes de marzo y el viernes se vieron rodeados de policías en su casa de la zona de Llojeta, en la ladera oeste de la sede de Gobierno.

De acuerdo con la Fiscalía, existen elementos suficientes para la detención de las cinco personas y que Andrea Montesinos se benefició por el embarazo que tiene.

El fiscal Marco Antonio Vargas dijo que no es posible brindar detalles porque el caso fue declarado en reserva por la presencia de un menor y se negó a confirmar la citación de dirigentes políticos.

Según el fiscal general, Ramiro Guerrero, existen varios dirigentes políticos que actuaron no solo en la planificación, sino en el ofrecimiento de dádivas económicas al entorno de Gabriela Zapata, quien en su declaración citó a cuatro dirigentes de UD, Jaime Navarro, Arturo Murillo, Cinthya Perou y Samuel Doria Medina, además de la diputada Norma Piérola, con quienes se habría reunido Pilar Guzmán en distintos lugares y también surgió el nombre de Ximena Fortún, en cuya casa vivía Zapata.
“La Fiscalía no puede revelar sus estrategias, además el caso sigue en investigación”, dijo Vargas cuando fue consultado sobre las próximas citaciones de implicados o testigos de este caso, que ya tiene seis detenidos por los mismos delitos.

Ayer, extraoficialmente se supo que la Fiscalía emitió una orden de aprehensión en contra de Perou, que fue diputada de UN en 2009.

Los abogados, prófugos
Sin embargo, en la audiencia, los acusados descargaron su responsabilidad en los dos abogados prófugos del caso, William Sánchez Peña y Wálter Zuleta, el primero porque según los acusados, fue el que impulsó la ubicación del menor y de buscar “los contactos” con periodistas internacionales y Zuleta, porque era el encargado de la parte económica y los desembolsos para los implicados del fraude.

De hecho, Gabriela Zapata, en su declaración oficial afirma que autorizó a Zuleta disponer de sus bienes y realizar pagos y, según la Fiscalía, el abogado vendió uno de los vehículos de Zapata en 20.000 dólares y de ese monto, los padres recibieron 5.000.

De Pilar Guzmán sedice que aparecía en algunos momentos y que fue ella la que los citó en la zona Sur el Día del Niño para que sea agasajado y que, con ese pretexto, bajaron a la casa de Zapata en un lujoso condominio de La Rinconada;?ese día fue la presentación del menor ante el equipo interdisciplinario del Juzgado de la Niñez y Adolescencia a cargo de la juez Jenny Rada, quien habría visto en dos oportunidades al menor.

Los acusados no pudieron explicar qué hacían en un hotel de cinco estrellas el 5 de mayo cuando se produjo supuestamente la entrevista con el canal de televisión CNN, cuyos periodistas, según la Fiscalía, ya están identificados.
Sin embargo, no se ha dicho si estas personas serán citadas a declarar