Escucha esta nota aquí

Los delegados de las organizacio­nes políticas fueron escasos el día de la elección. Las actas demues­tran que los representantes no fir­maron el documento, a pesar de que hubo anuncios de presencia física en casi la totalidad de mesas de sufragio. Incluso, se habló del uso de aplicaciones digitales para controlar el voto. Los partidos que tienen más presencia de delegados son el Movimiento Al Socialismo (MAS) y Comunidad Ciudadana (CC).

Sin embargo, existen actas en las que no hay firmas de repre­sentantes, tal es el caso de la mesa 1332, que funcionó en La Matan­za, Argentina. El diputado oficialista Franklin Flores informó que el MAS contó con delegados en “casi todas las mesas” y que, incluso, hubo un control del voto con fotografías de actas. “Tuvimos presencia en casi todas las mesas.

Somos el partido más grande de Bolivia y tenemos delegados en todas las partes del país. Nosotros trabajamos nues­tro propio sistema de cómputo, ya que los delegados mandaron fo­tografías de las actas”, dijo Flores.

En Comunidad Ciudadana tie­nen similar posición. El dirigente Edwin Herrera, remarcó que “se hizo lo posible” por llegar a todas las mesas y señaló que la alianza opositora tuvo delegados que cumplieron funciones no solo para verificar los sufragios, sino también en el área de informática.

“Se trabajó con fotografías de actas verificadas. Esa es parte de nuestra constancia del fraude que existió. Nuestros delegados saben que hubo alteraciones al voto ha­ciendo crecer el porcentaje del MAS”, denunció Herrera.

No se llegó al campo

En la alianza Bolivia Dice No (BDN) se admitió que los delega­dos no llegaron a todas las mesas de sufragio. El dirigente Wilson Santamaría reconoció que el sis­tema de control no funcionó a la perfección, ya que existen una mayoría de actas que no tienen firmas de delegados de BDN.

“Fue difícil llegar a poblaciones lejanas, al área rural. Eso incluye gastos económicos y logística, pe­ro se trabajó en las capitales, don­de tenemos presencia y podemos decir que se hizo un control del voto eficiente”, dijo Santamaría.CC y BDN anunciaron el uso de aplicaciones digitales para controlar el voto.

El delegado del partido tenía la misión de sacar fotografías a las actas y enviarlas a su centro de cómputo. Dijeron que desplegarían entre 20.000 a 50.000 ciudadanos. Un grupo de ingenieros de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) denunció que el 3,13% de las actas de escrutinio sufrieron alteraciones. Esta cifra represen­ta a 1.085 de las 34.555 actas re­gistradas. Una mayoría de estos testimonios aumenta los votos a favor del Movimiento Al Socialis­mo (MAS) y en otros casos existen reducción de sufragios contra Co­munidad Ciudadana (CC).

En el exterior

Gustavo Aliaga de CC, aseguró que realizaron un esfuerzo para estar en la mayor cantidad de mesas en los 33 países donde los residentes bolivianos emitieron su voto. “Ganamos en 26 de los 33 países que habilitó el TSE”, dijo. Sin embargo, admitió que en Ar­gentina que es uno de los países con mayor cantidad de residentes bolivianos, solo tuvieron delega­dos en 140 de 562 mesas.