Escucha esta nota aquí

El alcalde Favio Durán Méndez, del municipio pandino de San Pedro, se encuentra aprehendido desde ayer al mediodía en celdas del Comando Policial Amazónico en Riberalta.

El burgomaestre fue denunciado hace dos semanas por vecinos y dirigentes, por el empadronamiento ilegal de ciudadanos riberalteños en el padrón electoral de Pando.

“A las 7:00 de este jueves se procedió con el cumplimiento de la orden de aprehensión -en contra del alcalde- tras corroborar que se encontraba internado en Prosalud.

Desde esa hora quedó en calidad de aprehendido y bajo custodia policial. Se espera que se fije la audiencia de medidas cautelares”, informó el comandante de la Policía de Riberalta, coronel Luis Antonio Casso.

De acuerdo a Carlos Arturo Rivera, abogado del alcalde, él se alistaba a presentarse a declarar ante la Policía pero sufrió un ataque de hipertesión arterial por “un cambio bipolar” por los nervios que sufre.

Ayer, pasado el mediodía, los policías procedieron a trasladar a Durán Méndez de la clínica a las celdas del comando policial, según reporte de Noti Riber. Se anunció que su audiencia cautelar se desarrollará en el transcurso de esta jornada.

Denuncias de traslados

El 14 de julio por la noche, vecinos y dirigentes de oposición denunciaron que se realizaba un empadronamiento irregular de personas en un domicilio de Riberalta, a cambio de Bs 300 por votar al otro lado del río Beni, en el municipio pandino de San Pedro.

Tras conseguir la orden, la Policía allanó la vivienda y encontró equipos de empadronamiento del Sereci de Pando, además que procedió a la detención de 35 personas, de las cuales 30 fueron liberadas un día después; dos recibieron medidas sustitutivas y tres fueron enviadas a la cárcel.

El 16 de julio, el director de la Felcc, Óscar Tola, informó de la orden de aprehensión en contra del alcalde por delitos electorales, contemplados en la Ley de Régimen Electoral (026), bajo la figura de traslado de personas, con penas entre tres y cinco años.

Este es el segundo caso de acarreo de votos, ya que el primero se registró el 14 de junio, en el que se denunció el registro ilegal en una vivienda y un hotel en Riberalta; el acusado fue el alcalde pandino Ariel Limpias, de Gonzalo Moreno, quien lo negó. La Fiscalía mantiene el caso en reserva.

Tags

Comentarios