Escucha esta nota aquí

El ministro de Justicia, Héctor Arce, señaló que Chile ya sentenció injustamente a los nueve bolivianos detenidos  por los delitos de robo con intimidación, porte ilegal de armas y contrabando, y que este caso puede llevar al vecino país a otras cortes que le causarán el descrédito internacional.


El ministro dijo ayer que a los nueve bolivianos "los sentenciaron previamente, los han juzgado previamente, hay una sentencia política en contra de ellos, totalmente ilegal, abusiva, y se basa en tres delitos que son imposibles".


Si es que Chile, en su institucionalidad, “evolucionó hasta niveles óptimos y buenos, que no se conozca los principios fundamentales de la presunción de inocencia, del derecho a la defensa, al juez natural, es realmente triste y lamentable. Lo decimos con respeto, una presidenta (Michelle Bachelet), su voz tiene mucho poder, mucho compromiso. Tiene que ser muy cauta”, dijo Arce.


La autoridad se refirió al tema exigiendo a Chile explicar cuáles son sus hipótesis del incidente en la frontera y los argumentos sólidos para haber juzgado y sentenciado como “delincuentes” a los nueve.
Sin embargo, la forma en que se procedió con la detención motivó que los familiares “legítimamente, justa y correctamente”, según Arce, utilicen el mecanismo de reclamo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA “y ahora decidió tramitarlo ante esa instancia”, explicó el titular de Justicia. 


Arce subrayó que esa instancia pasó el trámite a segunda fase, lo que no ocurre muy seguido. “Hay muchos otros casos en los que no ocurre esto, la OEA pidió información a ambas partes. Hay que esperar la del Estado chileno, y nosotros presentaremos los detalles que sean necesarios”.


Sin embargo, estableció que “las condiciones de los nueve compatriotas en la cárcel en cuanto a sus DDHH son aceptables. Nunca habrá buenas condiciones tras las rejas, pero estamos vigilantes. Conversé con el director de gendarmería del penal”, durante una visita que realizó la anterior semana. 
Pero para la autoridad el tema de fondo es el de su injusta e indebida detención. 
“Este procedimiento en la comisión podría ser la base de un proceso más grande que incluso es posible que termine en la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.


 Arce ratificó que “se hacen campañas y denuncias internacionales, que es la vía correcta ante una injusticia y una judicialización que jamás debió existir y también trabajamos en la vía judicial con abogados chilenos contratados que hacen un muy buen trabajo. A ellos se sumaron juristas del Ministerio de Justicia, al director de Defensa Pública de Bolivia, César Romano, y hay diferentes vías y mecanismos que esperemos que, hasta fin de mes, den resultados favorables”.
Emplazó a Chile “a que se ahorre una condena internacional y un descrédito en futuras responsabilidades”. 

Comentarios