Escucha esta nota aquí

El ministro de Justicia, Héctor Arce, calificó "absurdos" los cargos interpuestos contra los nueve ciudadanos bolivianos que fueron detenidos en la frontera con Chile el 19 de marzo. La autoridad se encuentra en Iquique coordinando su defensa legal. 

Durante una conferencia de prensa, la autoridad boliviana sostuvo que se trata de "un tema que nunca debió haber sido judicializado, se debería haber solucionado por la vía diplomática" y llegó a compararlo con un "acto de revancha que ni en la Edad Media se veía".

El titular, que permanece hasta hoy en la vecina nación, visitó en la víspera a los dos militares y siete funcionarios de la Aduana, que cumplen 53 días desde que su capturados. Son acusados por portación ilegal de armas, robo con intimidación y contrabando. 

"Este es un tema del Estado boliviano en relación con el Estado chileno, no estamos hablando de delincuentes. No son particulares, son oficiales del Ejército", manifestó e instó a que exista mayor "espíritu de colaboración" por parte de la administración de Michelle Bachelet.

Arce explicó que "¿dónde están los chilenos que estaban ingresando mercancía ilegal? ¿van a ser premiados? Nosotros siempre estamos abiertos al diálogo, tenemos una amplia voluntad de diálogo porque es el único camino que permite desarrollar las relaciones en paz y armonía", concluyó.

La pasada jornada se conoció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió el pedido de medidas cautelares presentado a favor de los detenidos en Chile, ahora el Gobierno de la vecina nación debe responder.

Conferencia de prensa de la autoridad:

 

 

Comentarios