Escucha esta nota aquí

El Gobierno denunciará a la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y la Organización de Estados Americanos (OEA) los perjuicios que nuevamente sufre el país frente al paro de funcionarios de la Aduana de Chile.

"Estamos mandando las notas oficiales a nuestra Cancillería para que se convoque a los países miembros que conformamos el Tratado de 1990, sobre el tema del transporte, relacionado a la ATIT", informó el conferencia de prensa el viceministro de Transporte, Galo Bonifaz. 

A su turno el presidente Evo Morales anticipó el envío de agua y comida al paso fronterizo de Colchane-Pisiga, reiterando la solicitud a autoridades chilenas de permitir su distribución. Son seis días de la protesta.

El ATIT fue suscrito en setiembre de 1990 en el marco del Tratado de Montevideo 1980 y es marco jurídico para la prestación de servicios de transporte terrestre en siete países miembros de la Asociación que son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

"Paro en Chile impide que exportemos nuestro estaño metálico a mercados de EEUU y Alemania. Daña la producción y la economía nacional", alertó el primer mandatario en su cuenta en Twitter.

Bonifaz explicó que "Chile está infringiendo, está incumpliendo este acuerdo de 1990 sobre la libre transitabilidad que tienen que tener los países miembros de este Tratado". 

Se estima que son aproximadamente 1.800 camiones varados en la frontera, mientras que empresarios privados estiman que la pérdida diaria por el perjuicio alcanza los 11 millones de dólares.

Comentarios