Escucha esta nota aquí

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, sostuvo este viernes, a través de un comunicado, que el contrato vigente para la venta de gas natural a Brasil "establece penalidades" si la estatal Petrobras demanda un volumen menor a los 24 millones de metros cúbicos diarios del hidrocarburo.

Bolivia "tiene la capacidad" para enviar "más de 30 millones de metros cúbicos diarios de gas a Brasil", que debe demandar "como mínimo" 24 millones, dijo Sánchez, citado en un comunicado de su oficina.

"El contrato de venta establece penalidades que es la aplicación del 'Take or Pay', que significa energía no retirada pero pagada; en ese marco el contrato está vigente", afirmó Sánchez.

La autoridad también aseguró que "el contrato entre Bolivia y Brasil está vigente y se lo debe cumplir" y que los volúmenes de gas que no sean entregados a ese mercado "serán comercializados con empresas privadas", según la misma fuente.

El contrato suscrito con Brasil en 1996, que vence este año, establece un volumen mínimo de compra de 24 de millones de metros cúbicos de gas al día y 30,08 como máximo de entrega.

 

Petrobras reducirá la compra de gas boliviano 

El presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, anunció este viernes en una rueda de prensa en Río de Janeiro que en los próximos meses reducirá sus importaciones de gas natural boliviano pese a que considera que ese combustible aún es imprescindible para Brasil.

"Estamos negociando un nuevo contrato con Bolivia para reducir las importaciones", aseguró Castello Branco.

El ejecutivo explicó que, como parte del acuerdo que suscribió con el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE, órgano antimonopolio de Brasil) para reducir a la mitad su participación en el sector de gas en el país, Petrobras se comprometió a vender su participación en el propio gasoducto Bolivia-Brasil y a reducir sus importaciones para que otras empresas puedan usar el ducto.

"Nuestro acuerdo con el CADE nos obliga a abrir espacio para que otras empresas importen de Bolivia", afirmó el brasileño.

El ministro Sánchez indicó que los volúmenes de gas que no se entreguen a la estatal brasileña se comercializarán con empresas privadas de ese país.

La autoridad precisó que Bolivia participa en una licitación para proveer 10 millones de metros cúbicos diarios a cinco distribuidoras brasileñas y expresó su confianza en que la ganarán, lo que permitirá tener una "mayor demanda de gas desde Brasil".

También destacó que "la nueva política de Brasil de romper el monopolio de su estatal Petrobras en la comercialización y distribución de gas" permite que la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) "pueda captar nuevos clientes privados en el país vecino".

Sánchez recordó que YPFB ha firmado contratos con la rusa Acron para la venta de 2,2 millones de metros cúbicos diarios de gas a partir de 2023 por 25 años y con la firma privada brasileña Ambar por el mismo volumen del hidrocarburo, que tienen proyectos en las ciudades brasileñas de Corumbá y Cuiabá, respectivamente.

Estos contratos "abren la posibilidad de negociar" para que YPFB "sea accionista en los proyectos de estas empresas" y así pueda recibir nuevos ingresos, agregó el ministro boliviano.

Según la autoridad, en las próximas semanas se cerrará otro contrato con el grupo inversor del proyecto Termofrontera de Brasil y están avanzadas las negociaciones con cinco estados de ese país para la venta directa de gas.  

Te puede interesar: 

Petrobras reducirá importación de gas boliviano, pero lo considera imprescindible

YPFB busca ampliar su participación en el gasoducto Bolivia-Brasil

“Petrobras debe invertir para garantizar la entrega de gas”

 

 

Comentarios