Escucha esta nota aquí

El Canciller, David Choquehuanca, reivindicó el derecho de Bolivia a una salida soberana al mar y denunció los "atropellos" de Chile ante la Organización de Estados Americanos (OEA), que realiza su 46 Asamblea en República Dominicana. 

La autoridad nacional se refirió a la demanda marítima y también abordó el proceso que el vecino país inició ante La Haya por las aguas del Silala, señalando que el Gobierno confía en que se "hará justicia", aspecto que ocasionó una dura respuesta de su par, Heraldo Muñoz.

Conoce más: Evo pensó personalmente retirar a Bolivia de la OEA


"Estamos optimistas de que el derecho internacional hará justicia, invito a todos los Estados a alentar los esfuerzos que realiza Bolivia para encontrar una solución efectiva y conveniente entre ambos países", dijo sobre la causa marítima, que se ventila en la Corte Internacional de Justicia (CIJ). 

Agregó que "el Gobierno de Chile recientemente ha procedido a presentar una demanda ante la Corte Internacional de Justicia contra Bolivia sobre los manantiales que se encuentran exclusivamente en territorio boliviano (...) Se trata de un sistema de manantiales que fueron drenados y canalizados por empresas chilenas".

Lea también: Muñoz señala que Bolivia "desprecia" a La Haya

En respuesta, el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, aseveró que "una vez más Bolivia ha traído a esta asamblea general un asunto bilateal que no le compete a esta asamblea, quisiera agradecer a las delegaciones que desde hace un par de años han eliminado este tema de la agenda de la asamblea general de la OEA".

Añadió que "no hay nada pendiente entre Chile y Bolivia porque todos los asuntos fronterizos quedaron zanjados en 1904, hace mas de 110 años atrás, en un tratado que fijó de manera perpetua y definitiva las fronteras ente los dos países, eso es lo que en definitiva ha pretendido Bolivia con una demanda que hemos calificado de artificial".

Puedes ver: Rodríguez Veltzé, agente por el Silala ante La Haya

El Canciller boliviano volvió a tomar la palabra y explicó que entre ambos países sí tienen temas pendientes, citando la agenda de los 13 puntos, impulsada en el primer Gobierno de Michelle Bachelet, durante su primer mandato.