Escucha esta nota aquí

Autoridades de Chile descubrieron a un grupo de ciudadanos bolivianos trabajando en condiciones casi infrahumanas en la provincia San Antonio, región de Valparaíso. Los compatriotas estaban hacinados en un galpón con piso de tierra y sin las mínimas condiciones de higiene.

Según los datos de "El Mostrador", los funcionarios de la dirección del Trabajo de esa región llegaron hasta la zona de Leyda, en el límite de las provincias de San Antonio y Melipilla.

Allí encontraron a diez bolivianos recolectores de frutillas para la Comercial Armifrigo Limitada, cuyo dueño y representante legal es Claudio Armijo Carrasco, que en 2011 se vio involucrado en un caso similar con campesinos peruanos.

El empleador no pudo mostrar contratos de trabajo ni registros de asistencia y jornada, por lo que en el lugar no pudo acreditarse la formalidad del vínculo laboral. Por ello fue citado para mañana en la Inspección Provincial del Trabajo de San Antonio.

"Las condiciones de higiene y seguridad son pésimas, precarias, en algunas casi infrahumanas; con baños malos, sin agua potable, sin duchas y comedores con palos y nylon”, afirmó el inspector provincial del Trabajo, Juan Carlos Galdames.

Añadió que “se pudo ver los galpones habilitados como habitación para los trabajadores y en un punto había un matrimonio boliviano que estaba durmiendo en condiciones en las que ninguna persona se merece vivir, con precariedad y suciedad”.