Escucha esta nota aquí

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda (MAS), aseguró que el conflicto de los cocaleros de Yungas de La Paz, agrupados en la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca), es un problema sindical y no compete al Gobierno.

 

“Este no es un problema gubernamental, tienen que reunirse ambos dirigentes para que busquen una solución en el sector, que no primen intereses personales, sino fundamentalmente el bienestar colectivo de Yungas”, manifestó Borda a radio Loyola de Sucre.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, descartó iniciar el diálogo con los movilizados. Mientras la dirigencia de Adepcoca se declaró en emergencia y pide intermediar diálogo a Defensoría del Pueblo, Iglesia y a la Asamblea de Derechos Humanos para dar solución al conflicto/ANF.

Tags

Comentarios