Escucha esta nota aquí

"Nunca vamos a aceptar la muerte, venga de donde venga está mal", afirmó hoy el Cardenal Toribio Ticona sobre la muerte del estudiante de la Universidad Pública de El Alto, Jonathan Quispe Vila (20), la pasada semana, en medio de una protesta por más presupuesto. 

El prelado sostuvo: "Yo creo que sí (se debe investigar). Las autoridades van a tomar en cuenta, he escuchado que ellos se van a ocupar quién es el causante", en referencia a las versiones que existen sobre el deceso, causado por una canica de vidrio que se alojó en uno de sus pulmones.

Conoce más: 

Hoy cientos de universitarios de las principales casas de estudios superiores salieron a marchar exigiendo justicia. No confían en la versión del Gobierno que apunta a que el proyectil salió de uno de los petardos que dispararon los manifestantes contra la Policía.

"La vida es un regalo de Dios y por lo tanto nadie puede matar a nadie (...) No puedo decir si son correctas sus demandas", agregó Ticona, sin entrar en detalles sobre las demandas que tienen los estudiantes de la UPEA.

Lea también: 

Al respecto, Angelo Accatino, nuncio apostólico del papa Francisco en Bolivia, ratificó que la Iglesia Católica está dispuesta a colaborar en la solución del conflicto, en caso ambas partes, Gobierno y la UPEA, requieran de un mediador.

"Es muy difícil saber en este momento, las autoridades van a hacer una investigación y hay que esperar lo que salga, es muy difícil cuando todavía no hay un informe oficial (...) Si quieren la ayuda de la Iglesia, nunca nos rehusamos, las partes interesadas deben pedir y tener confianza del mediador si es que lo van a pedir", aseveró.

Comentarios