Escucha esta nota aquí

El incumplimiento a la vigencia del Auto de Buen Gobierno que rige desde la medianoche de ayer por las elecciones generales, ocasionó el cierre de 16 locales nocturnos (billares, bares y rockolas) y el arresto de, al menos, 30 personas por violar la ley seca. La normativa departamental estará vigente hasta el mediodía del lunes 21 y a partir de ahí, las actividades vuelven a la normalidad.

De acuerdo con el reporte que emitió el responsable del departamento de expendio de bebidas alcohólicas del municipio cruceño, Miguel Ángel Ruiz, la normativa dicta una serie de prohibiciones, como la venta y consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos o particulares, establece sanciones económicas y el cierre temporal de los locales que desacaten la norma. El propietario del local que incumpla la ley seca, no podrá abrir su negocio por 10 días y deberá pagar una sanción económica de Bs 4.600.

En el operativo de la comuna y la Policía que se desarrolló la madrugada del viernes participaron 80 guardias municipales y 40 inspectores, junto a los efectivos policiales que junto a las 16 patrullas participaron del operativo. No hubo enfrentamientos.

Esa misma actividad se realizó ayer, a partir de las 16:00, para cerrar los locales, como licorerías y agencias de cerveza, que estén atendiendo al público y vendiendo bebidas alcohólicas o que permitan el consumo.

En un recorrido que hizo EL DEBER antes del mediodía de ayer por algunas zonas de la ciudad, se observó que en algunas licorerías que están asentadas en el segundo anillo (zona del mercado La Ramada) aún estaban abiertas al público, pese a la normativa vigente desde la medianoche del jueves.

Esa situación contrastó con el panorama que se vio en algunas cadenas de supermercado, como el Hipermaxi, que en todos sus locales cubrió con plástico los estantes donde están las bebidas alcohólicas y colocó un precinto que indica precaución.

El ciudadano que infrinja esta disposición, que es de cumplimiento obligatorio, será sujeto a diferentes sanciones, que varían desde multas económicas, arrestos o trabajo social.

Las prohibiciones

Entre las prohibiciones que establece el Auto de Buen Gobierno que dictó la Gobernación de Santa Cruz está relacionado el consumo y expendio de bebidas alcohólicas en domicilios particulares, tiendas, cantinas, hoteles, restaurantes y cualquier otro establecimiento público o privado.

A excepción de los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía, encargados de mantener el orden público, está prohibido portar armas de fuego, punzocortantes o instrumentos contundentes y peligrosos; tampoco se puede realizar actos, reuniones o espectáculos públicos.

Está prohibido trasladar gente de un recinto electoral a otro por cualquier medio de transporte, no se puede circular en motorizados en todo el territorio del departamento, salvo que tenga la autorización por la autoridad electoral competente.

La normativa departamental también prohíbe realizar manifestaciones públicas de apoyo o rechazo a una candidatura.