Escucha esta nota aquí

Firmes. Así están los del Comité Cívico bloque sur de Bolivia, conformado por Potosí, Oruro, Chuquisaca y Tarija, que, pese a la amenaza del Gobierno de cercar las ciudades que están en paro, trasladarán su protesta a La Paz.

Juan Carlos Manuel, vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), sostuvo que no tienen miedo a las amenazas

que las medidas de presión van a continuar hasta que el presidente Evo Morales renuncie. 

“Hemos escuchado lo que dijo Morales, pero nosotros no tenemos miedo, estamos más unidos que nunca y lucharemos por nuestros derechos, por la defensa del voto y de los recursos naturales”, afirmó Manuel.

Sobre la llegada de campesinos a la Villa Imperial, Marco Pumari, líder del Comcipo, aclaró que luego de mantener una reunión con la Federación de Campesinos de Potosí, estos le indicaron que no van a realizar ningún cerco a la capital potosina. 

“El campo y la ciudad no se van a enfrentar. Esos pequeños grupos contratados por el Gobierno que buscan dividirnos no lo van a conseguir. Vamos a luchar hasta las últimas consecuencias”, subrayó Pumari.

En respuesta a la amenaza del cerco a las ciudades que están movilizadas, el bloque del sur determinó que mañana se realice una concentración de todas las organizaciones del país en la capital paceña, desde las 10:00, en la zona de la cervecería, para cercar el Palacio de Gobierno y realizar un cabildo nacional que defina medidas.

Apoyo cívico

Hugo Gutiérrez, líder cívico de Oruro, sostuvo que no tienen miedo y que van a luchar hasta que Evo deje de ser Gobierno. Sobre los supuestos apoyos de la derecha, Gutiérrez indicó que esas acusaciones son falsas y que la única derecha es el pueblo que se cansó de tanto abuso por parte del MAS que no cuida los recursos naturales y “los rifa a las empresas extranjeras”.

Juan Carlos Ramos, presidente cívico de Tarija, aseguró que la lucha por el voto no se podrá detener con amenazas de cercos y precisó que la marcha hacia La Paz es un hecho, porque es un pedido de las bases y que se va a cumplir porque lo que está en juego es el futuro de las nuevas generaciones del país.

Rodrigo Echalar, líder cívico de Chuquisaca, fue más crítico con el Gobierno y puntualizó “que la pandilla del MAS debe dejar el poder y si no lo hace, será el pueblo boliviano el que la echará por la fuerza”.

Mercados cerrados

Los mercados 10 de Noviembre, Central y Chuquimia, entre otros, permanecen cerrados y las amas de casa a escondidas buscan pan, leche, abarrotes, aceite y carnes en las pocas tiendas que abren sus puertas.

Alejandra Choque, que vive por la av. Tinku, se quejó de que, por lo menos hoy, los mercados debían abrir para poder comprar.

Por su lado, Ruth Salazar retornó a su casa con un poco de cebolla y un kilo de carne de res para hacer sopa que compró en el mercado. 

Al respecto, Manuel sostuvo que en principio se había propuesto hacer un cuarto intermedio y levantar el bloqueo durante esta jornada, pero las bases determinaron que esa medida se realice el martes para que la ciudadanía se abastezca de alimentos, ya que el paro cívico es indefinido.